Actualidad

Amaia Salamanca pega el pelotazo y firma un sustancioso contrato

  • Es la imagen de Revlon en España

Amaya Salamanca ha vuelto al photocall por la puerta grande. Revlon, la firma de cosmética número 1 en Estados Unidos, regresa a España después de unos años alejada del mercado de la belleza y ha elegido a la actriz como embajadora de sus productos en nuestro país para una campaña que promocionará on line.

Cuatro meses después de tener su tercer hijo, Amaya tenía ganas de volver a la actividad, a la suya. Le esperan el rodaje de una nueva serie que está a punto de firmar y muchas ganas también de hacer cine. Unida al empresario Rosauro Baro desde 2010, todo apuntaba a que la protagonista de Sin tetas no hay paraiso sería una más de las muchas conquistas de Rosauro, entre ellas Eugenia Martínez de Irujo o Vicky Martín Berrocal.

Amaya, por su parte, tuvo más que amistad con el actor Mario Casas, se la relacionó Miguel Angel Silvestre, compañero de serie, con Sergio Ramos y con el vocalista de Pignoise, pero desde hace siete años Rosauro Baro es su pareja.

Y eso que Rosauro, padre de sus tres hijos, ha formado parte del grupo de solteros de oro recalcitrantes, como sus amigos Alonso Aznar, Colate, Muñóz Escassi, Luis Medina o Javier Hidalgo, con quien por cierto planea negocios de hostelería en común y han invertido alrededor de 20 millones.

El tiempo ha demostrado que la relación es más que sólida y aunque la prensa ha anunciado boda en distintas ocasiones, Amaya aseguró este miércoles que el matrimonio no entra en sus planes. "No tenemos ninguna necesidad, ya somos una familia, no está en nuestras prioridades ni en nuestros planes. Igual dentro de unos cuantos años vemos que seguimos ahí y hacemos una fiesta para nuestros amigos. Por ahora ni nos lo planteamos", declaraba.

Amaia estaba muy agradecida por todos los halagos que había recibido tras su aparición con un espléndido vestido de Pronovias en la gala de los Goya, donde el robo de unas joyas se convirtió en uno de los temas de la noche, según declaró a Europa Press.

¿Contenta de que Revlon hayan contado contigo?

Desde luego, que hayan pensado en mí como embajadora me hace mucha ilusión porque me uno así al resto de embajadoras globales que son mujeres a las que admiro mucho como Emma Stonne, Olive Wilde y me hace mucha ilusión.

¿Qué vamos a ver en sus cosméticos?

Yo creo que es lo que buscamos todas, que el maquillaje nos sirva para todo, para looks de día, de noche, para todos los tipos distintos de mujeres que hay, los distintos tipos de pieles... Con Revlon lo vamos a encontrar todo.

¿Te gusta ir muy maquillada?

A diario es verdad que no suelo ir maquillada pero en este tipo de eventos sí. Estoy más acostumbrada a verme con la cara lavada, en el trabajo siempre te maquillan más.

Te han elegido mujer mejor vestida de Los Goya.

Algo he leído, me hace mucha ilusión. Para ese momento como que llevas mucho tiempo preparando el vestido, el maquillaje y todo y por supuesto que valoren todo eso pues hace mucha ilusión.

¿Cuál era la inspiración del vestido?

Junto con el diseñador y mis opiniones, el escote delantero en uve, la propuesta en color negro y yo di una serie de propuestas que a mí me parecían y él le dio forma y todo su equipo pues la verdad es que han sido maravillosos y que me quedara perfecto... Era una segunda piel.

¿Sorprendida de que muchos medios te hayan visto como la mejor vestida?

Como te decía, encantada, es una grata sorpresa, tú haces una apuesta porque es verdad que el maquillaje también era algo muy de moda pero me apetecía llevarlo así y ya está.

¿Qué te dijo tu chico?

A él le gustó mucho también, sí.

¿Es una gran responsabilidad llevar el tipo de joyas como las que desaparecieron?

Particularmente no sé cuánto dinero llevaba yo, pero cuando te prestan cosas, en este tipo de casos es una responsabilidad que todo esté bien. No quieres romper nada, te están haciendo un favor y quieres devolverlo todo tal y como te lo presentaron. Pero bueno, también en muchos casos te suelen poner a alguien que esté pendiente de que no haya ningún tipo de robo.

¿Por qué tenías tú tan claro que querías ir de negro en Los Goya?

No sé, lo supe desde el principio, me apetecía algo distinto a lo que había llevado el año anterior, que iba de nude, y al final quería algo más oscuro y pensé en el negro que al final creo que siempre aciertas con él.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin