Actualidad

Carrie Fisher, la Princesa Leia de Star Wars, sufre un infarto en pleno vuelo

Carrie Fisher, de 60 años, ha sufrido este viernes un ataque al corazón en un avión que la llevaba a Los Ángeles. La emergencia ocurrió 15 minutos antes que el vuelo procedente de Londres aterrizara. Una de las sobrecargos preguntó a los pasajeros si había algún personal médico a bordo, por lo que un paramédico que se encontraba en los asientos traseros fue a primera clase para auxiliar a la actriz y darle reanimación cardiopulmonar, según informa Tmz. La actriz Anna Akana, que viajaba en el mismo avión, ha relatado que Fisher dejó de respirar y que la tripulación del aparato intervino inmediatamente, así como un doctor y varios pasajeros que la ayudaron. La actriz ha superado el estado crítico y ya se encuentra estable, según las últimas informaciones.

El avión aterrizó y los equipos de emergencia llevaron inmediatamente a Fisher a un hospital donde ingresó en Urgencias.

Hija del cantante Eddie Fisher y de la actriz Debbie Reynolds, comenzó en el cine de la mano de su madre hasta que logró su primer primer papel con letra interpretando a una joven que seducía a Warren Beatty en Shampoo (1975), de Hal Ashby.

Dos años después surgió el papel por el que sería ampliamente reconocida, la Princesa Leia Organa, en La guerra de las galaxias (1977), una interpretación que repitió en las continuaciones de la saga: El Imperio contraataca (1980), El retorno del Jedi (1983) y, 32 años más tarde, en El Despertar de la Fuerza (2015). También aparece, de joven, en la última entrega estrenada esta hace una semana: Rogue One. 

Poco después se supo de su dependencia de las drogas y el alcohol, y vivió un infeliz matrimonio con el cantante Paul Simon (Simon y Garfunkel). Su carrera cinematográfica se resintió considerablemente, lo que se reflejaría en la poca calidad de las películas que interpretaba.

Después se conoció su talento de escritora, publicando la novela semi autobiográfica Postales desde el filo. En 1990 el director Mike Nichols le encargó el guion para la adaptación al cine de su libro, con Shirley MacLaine en el papel de su madre en una época de su vida. Fisher sigue escribiendo y ha publicado otras novelas. 

Fisher ha reconocido públicamente los problemas que ha tenido con las drogas, su batalla con el trastorno bipolar y la adicción a los antidepresivos.

En septiembre de 2009 publicó una biografía llamada Wishful Drinking, de éxito de ventas en Estados Unidos, donde narra sus experiencias en clave de humor, riéndose de su tendencia al alcoholismo y sus fracasos matrimoniales.

En una de sus entrevistas, Carrie habló sobre su fuerte adicción a la cocaína durante el rodaje de Star Wars: El Imperio Contraataca (1980) y relató cómo sobrevivió a una sobredosis. "Poco a poco me di cuenta de que estaba usando las drogas más que otras personas y que estaba perdiendo mi control sobre ellas. Le di tanto a la cocaína en Star Wars, que incluso John Belushi (de The Blues Brothers) me dijo que tenía un problema"

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin