elEconomista.es

Kike Sarasola, Navidad en familia

21/12/2016 - 19:31

La felicitación navideña del empresario Kike Sarasola y su marido Carlos Marrero es la imagen de una familia feliz. Los fundadores de la cadena hotelera Room Mate desean a todos una Feliz Navidad y próspero Año Nuevo y firman la tarjeta junto con sus  dos hijos, Aitana, que cumplirá el próximo abril 5 años y Enrique junior, que hizo un año el pasado mes de noviembre.

Los dos niños nacieron en California por medio de una gestación subrogada y son hermanos biológicos ya que los óvulos donados proceden de la misma madre. La foto del Christmas fue tomada este verano pasado en Ibiza, donde la familia tiene una casa de vacaciones. Según cuentan sus padres, la pequeña Aitana, rubia y de ojos azules, se parece mucho físicamente a Carlos Marrero, el empresario canario con el que Sarasola lleva más de 24 años como pareja y como socio en el negocio de hostelería.

Enrique Sarasola III es el vivo retrato de su abuelo, un empresario singular, amigo del presidente Felipe González. Sarasola hijo era un destacado jinete de saltos pero dejó su carrera deportiva para fundar Room Mate, una modelo de hostelería joven, diferente, dinámica y rompedora que ya cuenta con casi 30 hoteles en todo el mundo. Los primeros se abrieron en ciudades españolas y más tarde inició su expansión internacional. Ya tienen hoteles en Nueva York, Miami, México, Milán, Amsterdam, Grecia o Estambul. Se trata de un negocio floreciente del que fue accionista hasta su muerte Rosalía Mera, la primera esposa de Amancio Ortega. A pesar de que la empresa Room Mate va en ascenso y ha recibido numerosos premios nacionales e internacionales, Kike y Carlos Marrero cuentan que lo mejor que les ha pasado en su vida es tener a sus dos hijos y ser una familia sólida y feliz. Los dos priorizan estar con sus hijos y cuidarles personalmente. Hacen turnos si tienen que viajar para que uno de ellos siempre esté con los niños, y cuando están obligados a irse juntos, los llevan con ellos. Estas fiestas podrían volver a pasarlas en Cartagena de indias, la ciudad colombiana donde vive la abuela materna de Sarasola.







Comentarios 0