elEconomista.es

Bertolucci contesta: "María Schneider conocía la escena de la violación pero no sabía lo de la mantequilla"

6/12/2016 - 10:24

"Un ridículo malentendido". Es la frase con la que Bernardo Bertolucci ha respondido a la polémica generada en torno a su película El último tango en París y la supuesta conspiración que llevaron a cabo Marlon Brando y el propio director italiano con el fin de sorprender a la protagonista, María Schneider, en la escena de la sodomización con el fin de lograr su mejor interpretación en la supuesta violación.

Según el cineasta, que rodó el mítico filme en 1972, lo que se ha estado contando en medios esta semana no es lo que realmente ocurrió. Lo explica en un comunicado: "Me gustaría, por última vez, aclarar el ridículo malentendido que continúa generando artículos de prensa por todo el mundo sobre El último tango en París", dice el director.

"Hace varios años (fue en 2013), alguien me preguntó acerca de los detalles de la famosa escena de la mantequilla. Yo expliqué, pero tal vez no fui claro, que decidí, junto con Brando, no contarle a María que íbamos a usar mantequilla", explica Bertolucci en el comunicado de este lunes.

"Queríamos su reacción espontánea ante el uso inapropiado de la mantequilla; ahí es donde reside el malentendido", explica el cineasta de 76 años. "Alguien pensó, y piensa, que María no había sido informada respecto de la violencia sobre ella. ¡Eso es falso!", recalca el realizador.

"María sabía todo porque había leído el guión, donde todo estaba descrito. La única novedad fue la idea de la mantequilla", insiste el cineasta. "Eso fue lo que, según supe muchos años después, ofendió a María: no la violencia hacia la que ella era sometida en la escena, que estaba escrita en el guión", añade el director.

Imagen de Marlon Brando y Bertolucci durante el rodaje en 1972

La polémica en torno a la supuesta violación real en la famosa escena de la sodomización ha resurgido en los últimos días después de que se difundiera el vídeo de una clase magistral de 2013, dada por Bertolucci en París en la Cinemateque Française. En el vídeo, el ganador del Oscar habla sobre la escena de su película de 1972 en la que el personaje de Brando utiliza mantequilla como lubricante para simular el sexo con Schneider, que tenía 19 años en ese momento y era virgen en la vida real, según explicaría la actriz años después. "Fue horrible, en cierto modo, para María, porque no le dije a lo que estaba pasando", dice Bertolucci en el citado vídeo. Ahora matiza en el comunicado emitido este lunes que lo que no le dijo no es que que iba a ser violada sino que iban a usar mantequilla para simular un improvisado lubricante en la supuesta penetración anal, escena que sí conocía la actriz porque estaba recogida en el guión, solo que sin mantequilla.

María Schneider en 1972. Tenía 19 años.

Son varios los famosos que han reaccionado ante la noticia -desmentida ahora por el propio Bertolucci- con mucho enfado. La actriz Jessica Chastain ha calificado la escena como "un ataque sexual planeado contra una joven de 19 años". Otros incluso han exigido que Bertolucci fuera despojado de sus premios. Schneider murió de cáncer en 2011, a la edad de 58 años.

Antes de su muerte, había hablado sobre la escena. En una entrevista concedida al Daily Mail dijo: "Me sentí humillada y, para ser honesta, me sentí un poco violada, tanto por Marlon como por Bertolucci. Después de la escena, Marlon no me consoló ni se disculpó. Afortunadamente, sólo había una toma".

Una escena de la mítica y muy premiada película por la que Brando fue nominado al Oscar a mejor actor y Bertolucci al de mejor director. María Schneider se llevó el David de Donatelo al de mejor actriz. 

En una entrevista con la agencia de noticias italiana ANSA cuando Schneider murió, Bertolucci dijo: "Su muerte llegó demasiado pronto, antes de que pudiera abrazarla tiernamente de nuevo, decirle que me sentía cerca de ella como el primer día, al menos una vez"

"La fuerte relación creativa que tuvimos durante el rodaje del 'El último tango' había sido envenenada con el paso del tiempo", declaró entonces el cineasta. "María me acusó de haberla robado su juventud y hoy sólo me pregunto si no había algo de verdad en eso. En verdad era demasiado joven para sostener el impacto con el éxito impredecible y brutal de esa película", declaró Bertolucci en 2011 tras el fallecimiento de la actriz.

Reacciones como las de Jessica Chastain tendrán que ser ahora matizadas si se dan por buenas las explicaciones del cineasta italiano.