elEconomista.es

Mar Flores y el fraude en taquilla de la película que ella protagonizó y su marido produjo

30/11/2016 - 10:34

La Audiencia Nacional ha revocado en sentencia firme la subvención que dio el Ministerio de Cultura a Los años desnudos. Clasificada S, la película que produjeron en 2008 Javier Merino y su entonces esposa, Mar Flores, quien también era la protagonista junto a Candela Peña y Goya Toledo. Según el fallo judicial, la productora del matrimonio, llamada The little giraffe, compraba y regalaba entradas en tiendas, comercios y bares para que aumentara la taquilla y así crecía el dinero público que recibían.

El filme, que versa sobre los años del destape en España, recibió una subvención del Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA), dependiente del Ministerio de Educación. Obtener o no esa inyección de dinero público dependía del número de espectadores que acudieran a visionar la película, por lo que los productores inflaban la cifra de espectadores, según el tribunal. Y lo hacían mediante un método un tanto sofisticado.

Desde la empresa de Merino y Flores pactaban con los cines para que regalaran entradas en establecimientos cercanos a las salas donde se proyectaba la película. Después, la misma productora pagaba esas entradas en concepto de publicidad. Esta estrategia fue descubierta por el ICAA, que pidió en noviembre de 2014 ante la justicia el reintegro de la subvención porque había existido "falseamiento y ocultación de datos para obtener la subvención". El Juzgado Central de lo Contencioso Administrativo desestimó las apelaciones y dio la razón al ICAA.

La productora recurrió entonces a la Audiencia Nacional, que este pasado 15 de noviembre publicó la sentencia en firme. En la misma desestiman la reclamación de Javier Merino y señalan que "una cosa es que el espectador no pague el importe de la entrada, siempre que el mismo sea efectivamente abonado por otra persona o entidad, y otra bien distinta que sea la propia productora quien adquiera la entrada como quedaría acreditado con la sucesión de hechos que resultan del informe de la IGAE, lo que sin duda desvirtúa el carácter de esta clase de ayudas que, en la modalidad controvertida, ayudas a la amortización, requieren de la obtención de unas cifras de recaudación por la exhibición comercial".

En conclusión, la productora debe devolver todas las ayudas recibidas en los últimos años. Curiosamente, la sentencia llega en un momento en el que los dueños de la productora, Mar Flores y Javier Merino, se encuentran divorciados. Según el registro mercantil, no obstante, la modelo cesó como administradora en marzo de 2014, aunque sí aparece en su web. Sea como fuere, The little giraffe no ha declarado ingresos en 2015 ni 2016.







Comentarios 1

#1
30-11-2016 / 17:15
ANTONIO
Puntuación 9   A Favor   En Contra

CARADURAS Y SINVERGUENZAS