elEconomista.es

Mar Flores dice que su novio millonario "es guapísimo"

24/11/2016 - 14:51

Llegaba vestida con una falda lápiz y una camisa de satén que dejaba intuir sus encantos. Su amplia sonrisa confirma el cierre de una etapa. Mar Flores nos cuenta que ya es una mujer divorciada, más que eso: "Soy una mujer libre e independiente", y se prepara para ser distinta a partir de ahora: "Voy a preservar lo que la vida me está dando, no quiero dar explicaciones a nadie", decía justamente en una comparecencia pública con periodistas. Sobre Elías Sacal, el magnate mexicano del que se ha enamorado dice: "Es guapísimo, ¿no lo habéis visto?".

"Me brillan los ojos", decía la modelo a todo el que quería escucharla este jueves en una presentación del champagne Mumm, donde por cierto no tuvo ningún inconveniente en hablar de su vida privada y explicar por ejemplo que ya tiene el divorcio con Merino: "Yo he sido una señora y tengo la suerte de haber estado casada con un señor", decía. "Hemos conseguido lo que los dos queríamos y no hay nada que echar en cara", señalaba. La ex de Fernández Tapias, Alejandro Lequio o Cayetano Martínez de Irujo, entre otros hombres famosos, asegura que ahora, justo después de su ruptura formal con su penúltima conquista, Javier Merino no va a exponerse tanto: "A partir de ahora, voy a intentar preservar mi intimidad", decía rodeada de flashes y fotógrafos.

"Sólo diré que me brillan los ojos de una manera que no lo hacían desde hace meses", insistía para dejar claro que el amor ha hecho mella en su corazón después de romper con el padre de sus cuatro hijos pequeños.

Flores amadrinaba la presentación de la casa del Champagne, la Maison G.H.MUMM, en el Palacio Carlos María de Castro de Madrid. Es una ocasión especial por su amistad con la marca, así como por la felicidad que siente tras una noticia que llevaba esperando meses.

El reparto del divorcio, a pesar de los rumores que apuntaban a que les habría ocasionado varias disputas, finalmente ha sido favorable para las dos partes. O al menos, así lo confirma ella: "Hemos conseguido lo que los dos queríamos. No hay nada que echar en cara. Yo me voy igual que vine. Bueno, no, la diferencia son mis maravillosos hijos".

Esta noticia supone el cierre de una etapa que ha durado más de 15 años y en la que ha estado muy enamorada del que ya es su ex marido. Y aunque cuando comenzó su crisis con Javier Merino nunca se imaginó que pudiera llegar el divorcio definitivo, ahora que lo está viviendo se siente segura consigo misma: "Mis amigas me preguntan que cómo lo llevo tan bien, pero es que yo siempre he pensado que en esta vida hay que ser una señora ante cualquier circunstancia y tengo la suerte de haber estado casada con un señor". Ambos guardan ahora una relación cordial y "de buen rollo", sobre todo por los cuatro hijos que tienen en común.

Ahora se muestra entusiasmada al lado de otra persona, el empresario multimillonario Elías Sacal. Su posado juntos en un photocall de Nueva York el pasado mes de octubre confirmaba lo que ya venían publicando distintos medios: Mar Flores había conocido a otra persona. Aunque ella se resiste a hablar de forma directa sobre su relación, hace toda una declaración de intenciones: "Os agradezco el interés pero me gustaría decir algo que es muy importante para mí. Hace unos días he cerrado una etapa de mi vida con una separación y un divorcio y me he comportado como me he comportado. Y en esta ocasión, en la que se abre otra puerta, me voy a comportar como siempre he querido, que es teniendo bastante privacidad en lo que al tema personal se refiere".

Pero a pesar de sus objetivos, hay cosas que no se pueden evitar, y es que a la modelo se la ve radiante. "Sólo te voy a decir que me brillan los ojos como hacía tiempo que no lo hacían", declara a Informalia, con apariencia tímida pero sonriente.

Se niega a nombrar a Elías pero no desmiente nada de lo que ya hemos visto: viajes a Nueva York, que es la residencia principal del multimillonario (en la Torre Trump, junto a Donald y Melania), escapadas a la Costa Brava y paseos por Madrid: "Lo que veis, es lo que hay, pero de mi boca no va a salir nada. Soy una mujer libre, independiente, divorciada, con hijos y no tengo que dar explicaciones a nadie". Ahora su prioridad son sus cinco niños, con los que intenta pasar la mayor parte del tiempo ahora que comparte custodia con Javier: "Lo que haría cualquier madre en un momento de separación", añade. Con ellos disfrutará las fiestas navideñas, las primeras sin haber un matrimonio, por lo que serán "diferentes pero especiales".







Comentarios 0