elEconomista.es

Pedro J. Ramírez dejó a Ágatha el sábado tras comunicarle que estaba con otra y ella le echó de casa

3/11/2016 - 23:50

Ágatha Ruiz de la Prada había estado de viaje, ella viaja con frecuencia, y regresaba a casa. No tenía ni idea de lo que se le venía encima. No es cierto que Pedro J. y su pareja llevaran tiempo distanciados. No al menos por parte de ella. Ni que sus obligaciones profesionales hayan erosionado la convivencia, no más de lo habitual. De hecho, se acababan de casar hace poco más de tres meses, y se les ha visto juntos en público hace poco, en desfiles de moda, en el Teatro Real... Para Ágatha todo ha sido una sorpresa. Al menos hasta este jueves, estaba llorosa, devastada y, según una persona que la ha visto, "siente que se le ha derrumbado una parte de su vida". La diseñadora iba asistir este jueves a un evento en el Ritz al que finalmente no acudió.

Fue Pedro J. Ramírez quien tomó la decisión de abandonar a su mujer. Para decírselo, el director de El Español eligió el sábado 29, justo al comienzo del puente de Todos los Santos. "Tenemos que hablar, tengo que decirte una cosa", comenzó a musitar él, según relata a Informalia una fuente muy cercana a la diseñadora. "Te dejo, estoy con otra persona", añadió a continuación. Nada más escuchar esto, Ágatha cambió el semblante tranquilo por otro y se vivieron momentos de tensión. Ante esta situación, Pedro J. dijo: "Vamos a tomárnoslo con calma", siempre según la versión de una persona próxima a la hasta ahora mujer del periodista. Pero lejos de tranquilizarse y continuar con una conversación serena o amistosa, Ágatha le espetó al padre de sus dos hijos que "de calma, nada. Te vas ahora mismo de casa". Dicho y hecho: no mucho después de estas palabras, el periodista abandonó el domicilio familiar, en el madrileño Paseo de la Castellana.

Ágatha no se ha tomado nada bien la decisión del padre de sus dos hijos. Y no es para menos después de 30 años de relación que han incluido momentos muy duros, como la etapa del tristemente famoso vídeo sexual o cuando el periodista, y toda la familia, iban "forrados de guardaespaldas a todas partes porque él estaba amenazado por ETA", como recordaba la propia modista no hace mucho.

En contra de lo publicado por algún periodista, no se trata ni mucho menos de la típica ruptura a la que se llega por desgaste o porque el trabajo excesivo de los protagonistas haya socavado la relación. Pedro J. Ramírez y Ágatha llevaban 30 años acostumbrados a eso y a saber convivir con trabajos absorbentes. Al contrario: sus quehaceres mantuvieron viva la pareja contra viento y marea porque disfrutaban de parcelas diferenciadas. De hecho, como ya adelantaba Informalia al dar la noticia de esta separación, ambos tomaron la decisión de casarse en junio, después de tres décadas de relación. Lo hicieron, al parecer, para hacer más fácil que sus hijos heredaran sin excesivos papeleos los títulos de su madre, marquesa y baronesa, Grande de España.

Este mismo mes de septiembre, Pedro J. asistió junto a su mujer y su hija a uno de los desfiles de la diseñadora en la Semana de la Moda de Madrid, cosa que ha hecho siempre que ha podido. Es verdad que hace días, en una entrevista concedida a la televisión pública catalana, Pedro J. contestaba al periodista que le preguntaba por su vida privada de este modo: "Convivir conmigo es muy difícil".

Nos cuentan que Ágatha no sabe quién es la culpable de su disgusto. Porque Ágatha tiene un disgusto importante. De hecho, después de echar de casa literalmente al que ha sido su pareja durante 30 años, ha anulado alguna salida que tenía en su agenda. Este jueves por la tarde estaba prevista su asistencia al acto Encuentros con la Moda, en el hotel Ritz, patrocinados por la firma Roche Bobois. Y no acudió.

Aún en shock por el golpe recibido, la diseñadora de 56 años desconoce la identidad de la mujer que le ha arrebatado a Pedro, una señora, dicen, unos diez años más joven que ella cuyo nombre el periodista se ha negado a desvelar. La aristócrata ha tratado de averiguar detalles pero hasta donde sabemos ha fracasado en sus pesquisas.

Al menos, Ágatha se quedará con las casas de Madrid y de Mallorca, dos joyas, dos tesoros para cualquiera, y más para una persona con exquisito gusto por el diseño, el arte, la decoración y el hogar. Todo indica que esas propiedades las tiene ella "muy bien amarradas", según nos expresa una fuente que conoce las propiedades y la titularidad.

Como ya adelantábamos este jueves, el ex juez Javier Gómez de Liaño cuenta con muchas papeletas para asesorar a Pedro J. en el divorcio. Es cierto que además de ser íntimo del ex director de El Mundo guarda una gran amistad con Ágatha, igual que la mujer del abogado, Dolores Márquez de Prado, pero aun así, es probable que se encargue del asunto. Por cierto que a la llamada de un periodista, el ex juez dijo a las pocas horas de que Informalia publicase la noticia de la separación que no sabía nada, lo cual es perfectamente comprensible, y hasta muy profesional, pero rigurosamente falso. De hecho, Gómez de Liaño es de las pocas personas que conocía la noticia antes de que saltara.

Infidelidad

No ha habido engaño o al menos no se ha querido mantener: más bien ha sido la voluntad del protagonista de decir la verdad a su mujer sobre su situación sentimental lo que ha desatado el tsunami en la familia Ramírez-Ruiz de la Prada, porque una ruptura después de 30 años y dos hijos en común, después de formalizar un matrimonio en junio, es un tsunami para cualquiera, con proyección pública o sin ella. Por suerte, la diseñadora no es persona proclive a las depresiones, según ella misma ha confesado en televisión. 

Risto Mejide hablaba hace poco más de un año con Ágatha de infidelidad, en relación con el polémico vídeo sexual en el que estuvo implicado Pedro: "Yo lo viví bastante bien. Lo del vídeo es una putada que le hicieron Felipe González y Juan Luis Cebrián, director de El País. Estoy convencidísima", dijo Ruiz de la Prada. Aquella infidelidad no tuvo consecuencias graves en su relación: "Yo le perdoné y me porté muy bien. Otra cosa es que yo luego aprovechara y tirase para lo que a mí me convenía. Pero es que esas cosas o te separan o te unen y luego Pedro J. se portó fenomenal. A mí me vino muy bien porque se acojonó tanto que se ha portado mucho mejor de lo que se hubiese portado sin el vídeo. Me trató durante años como una reina", declaraba Ágatha hace poco más de un año en Telecinco.







Comentarios 4

#1
04-11-2016 / 09:28
Ciudadano kein
Puntuación 13   A Favor   En Contra

que tire de la manta como venganza....

#2
04-11-2016 / 11:24
Amosya
Puntuación 9   A Favor   En Contra

Es que no es lo mismo que irse de fulanas, y que te saquen en paños menores en la portada del periódico, verdad??

Vaya tela.

#3
04-11-2016 / 16:18
La Mari
Puntuación -7   A Favor   En Contra

La dejó por otra (gran tranca), luego estamos seguros que no se trata del enano cabrón que la tiene pequeña y le falta un huevo como a Paquita la culona.

#4
04-11-2016 / 23:13
Enano cabrón
Puntuación 0   A Favor   En Contra

Mentiga, la Magui, en guealidad yo también la tengo como le gustan a pedgo, muy gogda gogda.