Actualidad

Fran Rivera afirma que demandará a quien le acuse de reventar la exclusiva de su hermano Kiko

  • Dijeron que él era el 'topo'

Las fotos de Irene Rosales y Kiko Rivera en la islas Maldivas publicadas por la revista Semana han provocado un tsunami familiar y periodístico. Hola, que tenía la exclusiva de la boda y la luna de miel de la pareja, después de pagar una fortuna por todo el paquete, está indignada por esta filtración que muchos sospechan que ha salido del propio Kiko para sacar doble tajada económica y pagar sus cuantiosas deudas.

Los que entienden de estos temas de papparazzi y negocios del corazón, señalan a un culpable: Francisco Rivera, hermano del novio, además de íntimo amigo de Alvaro García Pelayo, dueño de agencia autora de las fotos birladas o quizá consentidas.

Este miércoles, Francisco Rivera, que asistía en Madrid al 30 aniversario de la revista Elle, celebrado por todo lo alto en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, estaba indignado por estas sospechas y dejó claro que no era el "topo" que avisó a sus amigos de la agencia del itinerario que seguirían los novios.

El torero no niega su amistad con Alvaro García Pelayo, a quien él mismo cede todas sus exclusivas, a cambio naturalmente de llevarse su parte, pero afirma que podría llevar a los tribunales a todo el que le siga señalando como el traidor (¿ o cómplice?) que ha roto el pacto económico de su hermano.

Una pasajera que volaba con Irene y Kiko de vuelta a España, complica aún más esta historia , al afirmar en una llamada a Telecinco que Paquirrín hablaba durante todo el vuelo de regreso a Madrid con un hombre y en un ambiente de confianza. ¿Era el papparazzi que acababa de inmortalizar a Kiko y su mujer en aguas de Maldivas? ¿Se trataba de un fotógrafo de la agencia amiga de Fran Rivera o de un reportero con el que Kiko pactó en secreto por su cuenta? El suspense está servido.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments