Actualidad

Susana Díaz, esa mujer de rojo 'cómplice' o 'enemiga' de Rajoy: hola, soy tu abstención

  • Afectuoso saludo entre la socialista y el presidente

Puede que Susana Díaz eligiera un vestido rojo y vistoso por casualidad, sin intención, y puede que no, que quisiera ganar la mayor visibilidad posible, sabiéndose objetivo de las cámaras, en su acercamiento público a Mariano Rajoy, escenificado en el marco del desfile de la Hispanidad. El rojo no es solo el color de la opción política del PSOE. En los albores de este siglo se hizo famosa una frase a raíz de un anuncio de compresas de la marca Evax: una señora de rojo aparecía por sorpresa como un antipático personaje que se presentaba ante las mujeres con este eslogan: "Hola, soy tu menstruación". Las redes sociales lo recordaron en 'memerables' bromas y tuits sobre este asunto. Susana llegaba dispuesta a aguarles los planes una vez al mes. Salvando las distancias, Susana Díaz, apareció por Madrid este miércoles lluvioso ante Rajoy, no por sorpresa pero sí de rojo: y no es descartable que lo hiciera para aguarle la fiesta al jefe del ejecutivo arrastrando a sus compañeros socialistas en el Congreso a favorecer con su abstención la gobernabilidad y evitar unas terceras elecciones que, en teoría, no quiere el PP, pero que previsiblemente, llevarían a una mayoría más cómoda de los conservadores.

Lo decía este miércoles Ecodiario: como cada evento de estas características que se precie, el Desfile de la Fiesta Nacional de este año ha parido imágenes que dan para hablar. De todas las que dejó la celebración, ninguna con más calado político que la protagonizada por la presidenta andaluza y líder del PSOE en esa comunidad, Susana Díaz, presunta 'ideóloga del golpe' orquestado contra Pedro Sánchez desde el corazón de Ferraz.

El otro actor de esta comedia no tan divina fue el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, cuyos deseos confesables pasan por la abstención de los socialistas para formar Gobierno. Tal vez su deseo inconfesable sea que no se produzca la abstención y haya terceras elecciones lo que, según los expertos, aumentaría el poderío parlamentario de la derecha que lidera, con o sin Albert Rivera, el 'boss' de Ciudadanos.

Rajoy, en estas circunstancias, se encontró este miércoles institucional (hace años, bautizado por don Mariano como el 'coñazo de desfile') con la mujer de rojo: la presidenta de Andalucía le saludó sonriente, incluso cómplice, afectuosa y le dedicó una mirada cálida que le fue de inmediato correspondida por su rival conservador.

Rivera, situado muy cerca y flanqueado por su pareja. Beatriz Tajuelo, no pudo evitar una expresión de recelo al ser testigo de este posible 'noviazgo' que podría ningunearle (multiplicar su poder por cero) si llegara a 'boda'. Repetimos la pregunta lanzada por nuestros compañeros de Ecodiario: ¿Simple plano casual de cámara o el mejor reflejo de lo que está pasando y puede pasar en el escenario político español?

Susana Díaz sonrió a Rajoy, le miró con afecto aparente, y tal vez le'amenazó' con evitarle unas terceras elecciones, una mayoría. Podría haberlo dicho así: "Hola, soy tu abstención".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin