Actualidad

Mario Casas: "Me hice un selfie con Froilán para enviarlo a mis colegas"

Se ha pasado el verano viajando por Estados Unidos junto a su novia, Berta Vázquez, y sus hermanos, pero Mario Casas ha vuelto a casa y como diría el anuncio, lo hará también por Navidad, ya que es el protagonista de la nueva campaña navideña de Springfield, donde comparte planos con su hermano Óscar, que acaba de cumplir 18 años, y la modelo Dalianah Arekion. Hemos charlado con él y, por supuesto, le hemos preguntado por el famoso cumpleaños de Froilán en el que se le pudo ver... pero no como invitado.

Mario, ¿cómo ha sido trabajar con tu hermano Óscar en esta campaña navideña?

Muy bien, estamos felices de poder trabajar juntos dos días. Hemos hecho muy buen equipo y creo que han salido unas fotos muy chulas. Nos lo hemos pasado en grande.

Hemos visto a Óscar posando con mucha soltura, parece que viene pisando fuerte...

Sí, sí... Yo creo que tiene el talento y la frescura, la naturalidad es algo que funciona muy bien. Encima es joven... Yo lo que siempre le digo que tiene que hacer es trabajar. Ya lo hace, pero tiene que ser constante, que a veces parece fácil. Ves la carrera de doce años de un actor y parece que pasa rápido, pero hay que ser muy constante y trabajar muy duro, hay que llevar una línea clara de lo que quieres hacer. No dudo en absoluto, las nuevas generaciones vienen pisando muy fuerte.

¡Te va a quitar el puesto de ídolo adolescente en nada!

Ya, ya... (risas).

¿Cómo te hace sentir eso? ¿Te sientes mayor?

(Risas) Sí, me siento mayor... Bueno, es lo que toca, ¿no? Las nuevas generaciones están ahí y tiene que haber nuevos actores españoles y jóvenes y estar orgulloso de ellos y de que nos quiten el puesto a los que ya llevamos un ratito ahí. Hay que apostar por ellos y potenciarlo. Al final son los que van a seguir dando trabajo. Todos lo necesitamos. Y hombre, si es él, pues mejor (risas).

Te hemos visto todo el verano de vacaciones en Los Ángeles, ¿en qué estás ahora?

Decidí desde febrero hacer un pequeño parón y tomar un poco de distancia de mi carrera porque uno trabaja dos o tres años y parece que las películas terminan saliendo todas juntas. Así que he intentado parar hasta febrero, que empiezo una peli muy pequeña, de seis semanas y con un director nobel. Se llama La piel del lobo y ha sido uno de los guiones que me han llegado que me ha enamorado y lo que intentaba era llevar ese camino, hacer cosas distintas y si puedo, seguir jugándomela. Espero que en el camino haya piedras y me tropezaré, pero quiero intentar hacer cosas distintas.

¿Te apetece lo de irte fuera a trabajar? ¿Cruzar el charco?

Justo se ha estrenado ahora en DVD Los 33, aunque me hubiera gustado que se estrenara en los cines. Llegan cosas de fuera, pero creo que en el mundo en el que vivimos, con todas estas plataformas digitales e internet, es más fácil vivir en tu país y mandar las pruebas fuera y no hace falta irse al sueño americano, esta cosa idílica que creo que no existe. Te puede llegar un proyecto de Italia, de Inglaterra o Estados Unidos sin tener que vivir allí.

Tengo que preguntarte por tu nuevo mejor amigo, Froilán, y su cumpleaños...

(Risas) Tengo que aclarar esto (risas). Él es estupendo y súper simpático. Esto es como siempre, lees el titular y dices: "A ver esta vez que ha pasado". Lo único que pasó es que yo estaba en la mesa de al lado. Lo vi, le saludé y me hice un selfie con él porque quería mandarlo a mis colegas, pero no es verdad ni que me había invitado, ni era invitado sorpresa, ni lo del padre...

¿Qué hizo cuando le pediste el selfie? 

Fue muy gracioso. Estábamos más gente, estábamos de coña. Me parece un chaval que me hacía gracia conocer, lo he visto crecer, es parte de nuestra sociedad televisiva... (risas)

¿Pero ahora os mandáis whatsapps y esas cosas?

(Risas) No, no tenemos el número ni nada (risas).

Vamos que no sois amigos...

Sólo coincidimos, él estaba celebrando su cumpleaños y yo estaba con Antonio Velázquez en la mesa de al lado y fue sólo una anécdota. Es un chaval muy majete, me pareció muy simpático y enseguida yo envié la foto a mis amigos y al chat familiar porque es alguien que hemos visto todos crecer, es un chaval curioso. Pero nada más (risas).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin