Actualidad

Mar Flores: así es Elías Sacal, el magnate mexicano que le ha devuelto la ilusión

  • Fotografiados juntos en París

El afortunado caballero que llena de ilusión el corazón vacío de Mar Flores, por utilizar las palabras que emplea en su portada la revista en la que trabaja la bloguera, es un magnate inmobiliario mexicano de 51 años (los cumplirá en tres meses, el día de la Inmaculada). Le gusta vivir bien: reside en Mónaco, tiene pisos en la torre de Trump en Manhattan, pasa sus vacaciones en Saint Tropez, donde posee una propiedad, y adora navegar por allí en su velero. Dicen que Mar le conoció este verano en Ibiza. Este fin de semana el multimillonario y la maniquí han sido fotografiados en París cogidos de la mano.

"Estoy sola y sin pareja a pesar de que me han adjudicado un montón de novios en los últimos meses", decía Mar Flores a los periodistas hace una semana en el desfile en Madrid del diseñador Jorge Vázquez, y añadía: "El día que tenga a alguien no habrá ningún problema en decirlo". Pero las imágenes y la noticia publicada este miércoles por Hola, la revista en la que ella escribe, contradicen esas recientes declaraciones.

La fecha de la separación entre la maniquí y Javier Merino habría que situarla según ella ha confirmado en agosto de 2015, si bien se supo la pasada Semana Santa gracias a un comunicado de la pareja. Ambos decidieron hacer público el final de su matrimonio motu proprio. También se ha sabido que han llegado a un acuerdo de divorcio que incluye la custodia compartida de sus hijos, que permanecerán en la residencia familiar, mientras que serán sus padres los que vayan y vengan de acuerdo con su turno. Tampoco habrá compensaciones económicas. Hace poco más de una semana, la periodista Paloma Barrientos aseguraba en El Confidencial que el divorcio estaba en punto muerto. Nada más lejos de la realidad: ya están divorciados, los gastos de los cuatro hijos en común los reparten al 50 por ciento, como la custodia, y el convenio regulador está firmado ante notario. Vía libre para iniciar una nueva relación.

Elías Sacal, la nueva iludión de Mar, nació en Ciudad de México en 1965. Es hijo de Marcos Sacal Aspani y tiene cuatro hermanos. El hombre que ilusiona a Mar es un magnate inmobiliario de origen judío, aficionado al arte y a los toros. En concreto, es director de la inmobiliaria Bay View Grand (BVG). Su empresa está especializada en complejos de apartamentos, puertos deportivos y resorts de lujo pero el alcance de sus negocios es inmenso.

Considerado un seductor de bellezas y celebridades, Elías Sacal está divorciado dos veces y es padre de tres hijos. Aunque en España era hasta la portada de este miércoles un perfecto desconocido, en México es objetivo de la prensa rosa gracias a sus presuntos romances con famosas entre las que destacan la periodista Adela Micha, Alejandra Alemán (algo así como una mezcla de Carmen Lomana o Isabel Preysler en España), la chef Estrella Jafif, la modelo Rebecca de Alba (falsa novia de Ricky Martin) y la cantante Ana Bárbara, con quien protagonizó otra portada de HOLA, aunque en su edición mexicana. Su última novia conocida fue la presentadora Marcela Cuevas y su penúltima conquista, una joven desconocida pero muy guapa con quien fue fotografiado.

Sobre sus negocios, se sabe que en junio de 2014 dio de alta en Londres la sociedad M&S World Ltd, y que escogió Irlanda para registrar Sacal Holdings Ltd y el principado de Mónaco para su residencia, según informa La Vanguardia. Sacal vio su nombre publicado hace dos años y medio en una lista de contribuyente morosos elaborada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) mexicano, una lista negra repleta de famosos, cantantes, políticos, deportistas, y alguien un señor llamado Elías Sacal. Ahora el nombre del nuevo amigo de Mar Flores ha desaparecido del listado y, según explica la página en cuestión, los que pagan sus deudas son borrados del humillante registro. De todos modos, en el rastro que deja Elías Sacal pueden encontrarse capítulos más propios de las páginas de Economía o de Tribunales que de la crónica social: en 2010, su empresa fue denunciada por JP Morgan Chase. El gigante financiero norteamericano presentó una doble demanda, en México y en Nueva York, por un total de 200 millones de dólares. Según JP Morgan, BVG les debía ocho facturas por valor de 189,6 millones; el resto eran los intereses. Sacal contraatacó después de que un juez federal ordenara el embargo de las cuentas y bienes de su inmobiliaria y demandó por 500 millones por daños y perjuicios, incumplimiento de contrato e incumplimiento del deber fiduciario a sus demandantes. En 2004, ya había sido investigado por la fiscalía del DF en un caso de presunta estafa por no satisfacer a la sociedad CIMA Promotores Inmobiliarios su comisión en la venta de un edificio. 

Sacal y su imperio se extienden por Ixtapa y Quintana Roo (Cancún, Riviera Maya). También manejan sus empresas intereses en Acapulco: en Puerto Vallarta ha levantado el Bay View Grand, Grand Venetian, el Royal Pacific Yatch Club y Portofino Vallarta. En varios casos ha protagonizado polémicas recogidas en los medios, y no en este caso por sus conquistas sino por conflictos relacionados con esos negocios.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

javier
A Favor
En Contra

Y que casualidad que el que le llena de ilusión el corazón siempre sea millonario. Ese corazón no se conforma con cualquier cosa eh?

Puntuación 4
#1
Cordelia
A Favor
En Contra

El chiste se antoja fáci; no es sacal.

Puntuación 0
#2