Actualidad

Luis Martínez de Irujo y Adriana Marín Huarte se casan en Liria este fin de semana

  • La boda que saca del luto al palacio

Dos años después de la muerte de la duquesa de Alba, el palacio de Liria se viste de gala este próximo sábado para celebrar una de esas fiestas que hicieron de la mansión de la calle Princesa el punto de encuentro de toda la nobleza y la alta sociedad española e internacional. La boda de Luis Martínez de Irujo y Hohenlohe con Adriana Marín Huarte reunirá a toda la aristocracia del país, la crema de las finanzas, entre ellos los Abelló-Hohenlohe, parientes del novio, que es primo del fallecido duque de Medinaceli, Marco Hohenlohe y Medina.

Y estará también toda una generación de jóvenes emprendedores amigos de los novios, y más de un soltero de oro. El novio, Luis, es hijo de Alfonso, duque de Aliaga, el segundo hijo varón de la duquesa. Es abogado como su padre, ha vivido muchos años en Inglaterra y después de un master en el IE Bussines School, es director de Gesytec Ingenieros S.L. La novia, Adriana Marín Huarte, es historiadora y trabaja en Christie's, la prestigiosa firma de subastas.

Más de 500 invitados llenarán los de salones de Liria, aunque de la organización, banquete y fiesta posterior se han encargado los propios contrayentes. El actual duque de Alba, Carlos Fitz James Stuart, ha delegado en su hermano Alfonso y en la familia de la novia para que dispongan del palacio a su gusto.

Esta boda podría ser la presentación en sociedad de Bárbara Mirjan, la joven veinteañera que ha enamorado a Cayetano Martínez de Irujo, duque de Arjona. Aunque las relaciones entre Cayetano y Carlos, su hermano mayor, son únicamente correctas desde que Cayetano tuvo que abandonar el palacio donde vivió hasta la muerte de su madre, el jinete no faltará a la boda de su sobrino y quiere hacerlo acompañado de su nueva pareja. Nada se sabe sobre la asistencia o ausencia de Genoveva Casanova, madre de los hijos de Cayetano.

La casa de Alba se reunió en mayo de 2011 en otra boda, la de Jacobo Fitz-James Stuart y Asela Pérez Becerril, fue la última que tuvo lugar en el palacio de Liria de Madrid. Alfonso Díez acompañó a Cayetana y en aquella ocasión .

La revista Hola dedicó su portada al acontecimiento y publicó un amplio reportaje del enlace del nieto y ahijado. Hacía entonces treinta y tres años que no se celebraba una boda en el palacio de Liria. La primera fue la de la duquesa de Alba con su segundo marido, Jesús Aguirre, y la segunda, la de Jacobo Martínez de Irujo con María Eugenia Fernández de Castro, padres del Jacobo. Este enlace supuso el debut de Alfonso Díez en la familia de la Duquesa de Alba.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments