Actualidad

Carmen Martínez Bordiú y el Chatarrero: su verano del amor

  • La nieta de Franco y el magnate, la extraña pareja

Hace tiempo que no se les ha visto en público, pero Luis Miguel Rodríguez y Carmen Martínez Bordiú han pasado juntos unos días en agosto. Desde hace tres años son una extraña pareja y difícil de etiquetar. La próxima maternidad de Cynthia Rossi, la hija de Carmen, proporcionará tal vez ocasiones para que veamos de nuevo aparecer a estos novios intermitentes o lo que sean. Él estuvo en la boda en París, el pasado mes de diciembre.

Aparecen y desaparecen como el río Guadiana. Sin embargo Luis Miguel Rodríguez, propietario de Desguaces La Torre, el mayor almacén de chatarra y venta de recambios de Europa, sigue siendo el amigo más especial de la mamá de Luis Alfonso de Borbón. A sus 65 años, Carmen mantiene con el señor Rodríguez una relación imposible de clasificar.

¿Novios, amantes, amigos íntimos? Ni ellos mismos lo saben. Por Luis Miguel dejó Carmencita  a su tercer marido, José Campos, y de Luis Miguel confesó estar perdidamente enamorada en la entrevista que le hizo Bertín Osborne en octubre del año pasado en La 1. Carmen confesó que sin embargo no se sentía muy correspondida.

El magnate de la chatarra se declara infiel por naturaleza y totalmente incapaz de estar con una sola mujer. A pesar de haberse divorciado de su esposa Asunción en 2015, no aprovechó su libertad para casarse con la nieta de su admirado Caudillo.

Cuando Carmen dejó a José Campos, Luis Miguel alquiló para ella un piso de lujo en la calle Velázquez de Madrid por el que pagaba más de 5.000 Euros al mes. Allí se quedaba él muchas noches, aunque nunca dejó su casa familiar de Torrejón de la Calzada. Y también siguió pagando el alquiler cuando ya no era el novio oficial de Carmen.

Ahora, la nietísima y el multimillonario chatarrero se ven menos, pero todavía van juntos a los toros en San Isidro , cenan alguna noche en Madrid y hasta comparten veladas con Carmen Franco. Luis Miguel admira y respeta a la hija del dictador, lo más parecido a una suegra que tiene ahora. Este verano, el empresario fue huésped una vez más de los Franco en el Pazo de Meirás, durante un fin de semana del mes de agosto.

Pero ahora ya es Carmen quien paga el alquiler del piso del barrio de Salamanca, un paso más en la nueva situación de la pareja, siempre en la misma tesitura de 'ni contigo ni sin ti'.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin