elEconomista.es

Froilán: el hombre que estaba en la entrevista es su 'escudero de la noche'

6/09/2016 - 12:56

Desde aquella canción de 'El del medio de los Chichos', nadie de esos personajes que se plantan en medio de algún instante mediático ha recibido tantas miradas como este amigo de Froilán apodado Jacko: alrededor de toda esta ristra de reacciones a la entrevista que Froilán ha concedido a Antena 3 asistimos a otro hecho atípico, de ésos que a menudo rodean a Froilán y su pintoresca existencia: en esta ocasión llama una vez más la atención cierto personaje que ha sido contemplado por los espectadores que estaban pendientes de lo que decía el nieto mayor del Rey emérito. Ahí estaba de pie, en medio de la pantalla, entre el entrevistador y Froilán, un joven alto y moreno, con barba y bigote, con un kiki o moño en en el pelo. Más de algún espectador se preguntará qué hacía ahí, sin quitarse de en medio, callado, con la manos entrelazadas en su espalda, este caballero que aportaba a todo el conjunto una estética algo sórdida.

Se trata de Joaquín Monroy de la Peña, conocido como Jacko, y amigo del nieto del rey emérito. Este chico de 27 años (caso 9 más que su amigo de sangre azul) fue relaciones de Teatro Kapital y Teatro Barceló, salas en las que se afianzó su amistad con el hijo de Marichalar. Es su escudero, el 'conseguidor'. Dicen que él ha estado en medio de las negociaciones que llevaron a la entrevista o que al menos opinó a favor de que la hiciera, con la gran influencia que ejerce sobre el hijo de doña Elena.

Joaquín Monroy es el especialista que abre las puertas de cualquier local de ocio a un Froilán que era menor de edad hasta el pasado 17 de julio. Entrar sin hacer colas, salir por las puerta de atrás, conseguir las mesas más reservadas o el respeto de los porteros (los puertas) más fornidos son solo algunos de los servicios que facilita Jacko a su amigo: el sueño de cualquier adolescente para reinar en la noche o en donde haga falta.

Jacko, que gracias a su familia posee una parte de una administración de lotería en Madrid, y que fue novio de la Pechotes (salpicada por alguno de los escándalos del pequeño Nicolás), impuso al parecer su presencia en la entrevista y por eso se le ve, impertérrito, de pie, ridículamente, durante todo el tiempo que duran las declaraciones de su amigo Froilán.

Dicen que el lotero y relaciones públicas tuvo mucho que ver en la consecución de la entrevista. En todo caso, su figura en medio de la pantalla, teniendo en cuenta la cantidad de veces que se ha repetido ya, será una de las más vistas en televisión esta semana y cada vez que se repitan esas imágenes, las únicas de Froilán hablando a cámara hasta ahora.

El amigo misterioso de Froilán no estudió. Es más bien un producto de la noche, un tipo ideal para llevarlo como especialista en facilitarte las cosas para entrar en esos lugares en los que es casi imposible no hacer cola, y mucho más complicado aún conseguir un reservado. Jacko asegura en las redes sociales que es del Real Madrid, y confiesa poco menos que adoración por Mourinho. 

Los padres de Froilán se han empeñado en que su hijo prosiga su educación en Estados Unidos, alejado de los ambientes que el joven frecuenta en España. El primer año la expriencia ha sido buena. Froilán quería venir a su país: allí no se puede beber hasta los 21 años, no hay toros y tampoco está el escudero que le abre las puertas. Pero probablemente la decisión de sus padres (apoyada al parecer tanto por don Juan Carlos como doña Sofía) será buena para el adolescente, ya mayor de edad, que ocupa el cuatro lugar en la línea sucesoria a la jefatura del Estado.







Comentarios 0