elEconomista.es

Hillary Clinton, sobre la infidelidad de su marido con Lewinsky: "Fue muy doloroso, muy difícil"

6/09/2016 - 10:46

Son contadas las ocasiones en las que hemos visto a la candidata demócrata a la elecciones presidenciales de Estados Unidos hablando del episodio más escabroso de su vida: la infidelidad de su marido con una becaria de la Casa Blanca. El escándalo sexual protagonizado por Bill Clinton (70) inundó portadas durante meses y apunto estuvo de acabar con su matrimonio. A pocos meses de las elecciones, la mujer del ex presidente ha vuelto a pronunciarse sobre el asunto.

"Apenas podía respirar. Dando bocanadas de aire, comencé a llorar y a gritarle", con estas palabras contaba Hillary Clinton (68) en su libro de memorias Historia viva (2003) cómo se sintió tras enterarse que su marido le había sido infiel. 

Los encuentros sexuales que mantuvo Monica Lewinsky con el marido de Hillary Clinton salieron a la luz en 1998 después de que una compañera de la becaria del Departamento de Defensa, Linda Tripp, filtrara unas conversaciones telefónicas en las que la joven hablaba abiertamente sobre sus encuentros con el presidente. El protagonista de la historia negó por activa y por pasiva todas las informaciones que hablaban de su supuesta infidelidad. "Quiero decir una cosa al pueblo americano. Quiero que me escuchen. Voy a decir esto de nuevo: Yo no tuve relaciones sexuales con esa mujer, la señorita Lewinsky. Yo nunca le dije a nadie que mintiera, ni una sola vez. Nunca. Estas alegaciones son falsas".

Pero finalmente las evidentes pruebas de su 'affair' provocaron que Bill no tuviera más remedio que admitir su mediático error. "Me arrepiento profundamente", aseguraba entonces un avergonzado Clinton.

A pesar de convertirse en la comidilla de los medios, Hillary Clinton decidió apostar por su marido y continuar con su matrimonio. En la misma biografía, la candidata a la presidencia del país aclaró que lo que le impidió pedir el divorcio fue el "amor que ha persistido durante décadas", al tiempo que añadía: "Nadie me entiende mejor y nadie me puede hacer reír de la manera que Bill lo hace. Después de todos estos años, él sigue siendo la persona más interesante, enérgica y plenamente viva que he conocido".

En una reciente entrevista concedida a la cadena CNN, Hillary fue preguntada nuevamente por el temido asunto. "¿Fue difícil que algo tan privado, tan personal, saliera a la luz pública al ser la primera dama?", cuestionaba la periodista Pamela Brown. "Fue muy difícil. Fue doloroso. Estuve muy apoyada por mis amigos. Ellos se unieron en torno a mí, trataban de hacerme reír, me recomendaban libros para leer. Nos gustaba dar largos paseos, pasar el rato juntos, ya sabes, comer comida mala. Me refiero a esas cosas que haces con tus amigos. Y es que simplemente me tenía que levantar cada día y tratar de hacer frente a la situación, sin abandonar un conjunto de responsabilidades públicas. Así que era muy, muy difícil".







Comentarios 0