elEconomista.es

Entrevistamos a Colate: "Mi hijo es americano y debe tener a sus padres cerca"

5/09/2016 - 13:39

Después de un mes y medio en España, las vacaciones más largas que ha pasado en su país en los 10 años que lleva viviendo en Estados Unidos, Nicolás Vallejo-Nágera, regresa este lunes a Miami "con el corazón partío", confiesa a Informalia.

Su hijo Andrea Nicolás de 6 años, empieza el colegio y según el convenio firmado con Paulina Rubio, ambos tienen la custodia compartida del niño, que vive una semana con su padre y otra con la artista mexicana.

Colate siente mucha pena por dejar España y un verano lleno de amigos y familia: una vacaciones compartidas con su hijo, "al que he visto emocionado jugar en la plaza delante de nuestra casa de Pedraza, con otros niños y con sus seis primos", nos cuenta, refiriéndose entre otros a los hijos de su hermana Samantha.

"Es una sensación de libertad y tranquilidad que no existe en Miami: eso tan saludable de criarse en la calle con otros niños y hacer vida de pueblo, como nos ocurrió a nosotros, no existe en Estados Unidos", relata.

Colate describe así la actividad cotidiana del pequeño: "Allí es del colegio a casa con la cuidadora no hay calle, no hay niños jugando en un patio. Además a mi hijo le encanta España, nunca quiere marcharse", asegura.

Las relación entre Colate y Paulina ha mejorado después de un tormentoso divorcio tras el que llegaron a un acuerdo por el que la Chica Dorada le tenía que pagar a su ex marido 10.000 dólares al mes en concepto de manutención del hijo en común. Parece que los pagos ya se han regularizado después de que Nicolás denunciara que algunos meses Paulina había 'olvidado' sus obligaciones.

El empresario español también se ha quitado de encima la pesadilla judicial de un antiguo socio, Fernando Rodríguez, quien además de arruinarle, le reclamaba 250.000 Euros y pedía 5 años de cárcel para Valleja Nágera.

Colate fue absuelto. "Una pesadilla que viví durante varios años, con ensañamiento incluido por parte de algunos medios. Ahora he creado una nueva agencia de comunicación en Miami, aunque por culpa de esa historia perdí a muy buenos clientes", explica a este portal.

A Colate le encantaría vivir en España, "pero mi hijo es americano y debe tener a sus padres cerca, no me queda otra. Yo salgo adelante como puedo, Miami no es el paraíso de los negocios, como puede parecer desde fuera", dice el empresario.







Comentarios 0