Actualidad

Athina Onassis no perdona la infidelidad: quita la custodia del caballo olímpico a su marido

  • El jinete Doda Miranda compitió en Río con el corcel

La nieta de Artistóteles Onassis ha puesto fin a la tregua que se dio con su ex marido con motivo de la participación de éste en los Juegos Olímpicos. A pesar de que ambos asegurasen que mantenían una buena relación tras su separación, la multimillionaria no ha perdonado la infidelidad de quien fuese su marido durante más de 10 años y ha decidido reclamar la custodia de Cornetto K, el caballo con el que Doda compitió en Río.

"Volvemos de los Juegos Olímpicos y vemos que hay un guardaespalda delante del box de Cornetto K, que no nos deja ni acariciarlo. ¡No puedo dar una manzana a mi mejor amigo! Espero que se haga justicia y que todo vuelva a la normalidad", con estas palabras el jinete Doda Miranda mostraba su indignación en las redes sociales tras averiguar que su ex Athina Onassis (31) había dado órdenes para que no viese a su caballo.

El caballo se encuentra en Valkenswaard, Holanda, el centro hípico en el que la ex pareja criaba y entrenaba caballos purasangre. Según explicó Doda a la publicación brasileña Epoca, el jinete no puede ver al animal: "Desde que volví de Río de Janeiro se me ha impedido ver a Cornetto K. Solo quiero seguir trabajando en paz. Esto es incomprensible". El caso de la custodia del caballo se encuentra en manos de un tribunal belga que, próximamente, revelará quién es su propietario, además de decidir sobre el reparto de sus negocios conjuntos, lo que incluye la gestión de la compañía AD Sport Horses, entre otras, y el futuro de sus valiosos caballos. Ante esta situación, lo más probable es que Doda no pueda montar a Cornetto K en la final de la Copa de las Naciones de Saltos, que tendrá lugar en Barcelona del 22 y el 25 de septiembre.

Tras once años de matrimonio, la multimillionaria y el jinete ponían punto y final a su relación el pasado mes de abril. La revista brasileña achacaba la separación a una infidelidad de Doda, lo que habría llevado a Onassis a tomar la determinación de separarse. Supuestamente, fue el propio personal de seguridad de la mansión en la que vivían, contratado por ella, los que le avisaron de la supuesta infidelidad de su marido, a pesar de la petición de silencio de éste.

"Hemos hablado y todo es excelente. La prioridad son los Juegos y ella es consciente de lo importante que son para mí. Tenemos una buena relación. El caballo es mío y también de ella, y el respeto que nos profesamos es muy grande", con estas declaraciones Doda dejaba claro hace unos meses que la relación con la que fuese su mujer seguía siendo excelente. Sin embargo tras la cita olímpica, Athina retomará su lucha para la que ha contratado a uno de los abogados matrimonialistas más temibles de Estados Unidos, Robert Stephan, quien negoció una suculenta pensión a Ivana Trump tras su divorcio de Donald Trump.

El divorcio de la pareja habría permitido un acercamiento de la multimillionaria con su padre, Thierry Roussel, quien nunca aceptó su relación con el jinete, al que consideraba un cazafortunas. La ruptura entre padre e hija se produjo cuando Athina, tras finalizar el Bachillerato, no quiso seguir con sus estudios y se instaló en Bruselas para ingresar en la escuela de equitación del brasileño Nelson Pessoa.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin