elEconomista.es

La infanta Cristina recupera la sonrisa junto a sus hijos y su marido en la playa

31/08/2016 - 9:52

Su ausencia en la localidad francesa en la que veraneaban sus hijos y su marido ha levantado rumores sobre una posible crisis matrimonial, pero nada más lejos de la realidad. La infanta Cristina ya está en Bidart disfrutando de unos días en familia, con la que se muestra más unida que nunca.

Los Urdangarin apuran estos días la recta final del verano y lo hacen en el País Vasco francés, como cada año, en la casa de Claire Liebaert, madre de Iñaki. Juntos disfrutaron de unas jornadas playeras en las que Cristina y su marido se mostraron tan unidos y cómplices como siempre. Ambos estuvieron muy pendientes de sus hijos, con los que estuvieron jugando todo el día, como se puede ver en los reportajes publicados por las revistas LOVE y Semana.

La hija del rey Juan Carlos lució un sencillo bañador azul con el que demostró encontrarse en plena forma y algo más delgada que otros años. Sin embargo, no quiso deshacerse de unos pequeños y coloridos shorts, con los que incluso llegó a meterse en el agua. Cristina disfrutó de un refrescante baño con su hija Irene, que abrazaba sin parar a su madre, con la que también estuvo practicando algunos pasos de danza.

Juan y Miguel se lo pasaron en grande practicando surf y paddle surf, pasiones que han heredado de su padre, quien dedicó buena parte del día a jugar con ellos. El que faltaba era Pablo. Según aseguraron en El programa del verano, el tercer hijo de los ex duques de Palma ha entrado en un internado este curso escolar, motivo por el cual ni él ni su madre se encontraban en Bidart la pasada semana. Al parecer, la infanta Cristina se habría trasladado al centro escolar con su hijo para ayudarle a instalarse y comprobar que se quedaba contento.

Muchos han asegurado que éstas podrían ser las últimas vacaciones de la familia al completo hasta dentro de unos años, ya que Iñaki Urdangarin recibirá la sentencia por el caso Noós el próximo mes de octubre y se prevé que tenga que entrar en prisión. Pero lo cierto es que el yerno del rey Juan Carlos aún podría recurrir esa sentencia en el Tribunal Superior y la respuesta de éste podría tardar entre seis meses y un año, por lo que aún podríamos ver esta misma estampa playera, con toda la familia al completo, en 2017.







Comentarios 0