Actualidad

Gisele Bündchen y Tom Brady, al borde la ruptura

  • Él no la acompañó en el desfile inaugural de Río de Janeiro

La frase 'No hay dos sin tres' podría aplicarse al matrimonio de Gisele Bündchen y Tom Brady, que según apunta la revista In Touch se encuentra atravesando la tercera gran crisis.

Las alarmas saltaron cuando se confirmó que el jugador de fútbol americano no había estado en la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Río, en el que la modelo tuvo un papel muy importante, por ser éste su país de origen y una de las top models más reconocidas a nivel internacional.

Para Gisele Bündchen (36), el desfile inaugural de Río 2016 fue el acto profesional más importante de su carrera, en el que millones de espectadores de todo el mundo quedaron impresionados ante su espectacular vestido metalizado de Alexandre Herchcovitch.

La brasileña viajó hasta su país de origen con sus dos hijos, Vivian y Benjamin, y también estuvo arropada por sus padres y hermanas. Pero... ¿dónde estaba Tom Brady? Al parecer, el marido de Bündchen (39) no podía faltar a sus compromisos profesionales, a pesar de que esto supusiera perderse uno de los días más importantes para su mujer: "A mí los juegos olímpicos me pillan en medio de un campamento de entrenamiento, así que necesito hablar con mi entrenador para saltarme un par de días de entrenamiento", aseguró Brady unos días antes. Una excusa que ha resultado poco convincente y que ha hecho saltar las alarmas de una nueva crisis entre ellos.

Gisele y Tom ya han estado a punto de separarse en otras dos ocasiones. La primera de ellas fue cuando Gisele descubrió que la expareja de Brady estaba embarazada de él, y la segunda fue tan el año pasado, después de que responsabilizara a Tom de la polémica de su equipo de los balones desinflados. La pareja se dio el 'sí quiero' en Costa Rica en el año 2009, después de celebrar una boda exprés y sin invitados en una capilla a dos kilómetros de las playas de California.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud