elEconomista.es

La visita de Don Juan Carlos a Venecia: entre cócteles y cristales

17/08/2016 - 9:54

El Rey emérito disfrutó este pasado viernes de un agradable día en Venecia, lugar al que llegó a bordo de un lujoso yate de 75 metros, según cuenta el periódico local Il Gazzetino, que relata los pasos que dio el monarca en la ciudad italiana.

Al parecer, Don Juan Carlos comió el viernes el Harry?s Bar, un exclusivo local de selecta clientela, muy próximo a la plaza de San Marcos y junto al Gran Canal. El Rey es un habitual del establecimiento, dirigido por la familia Cipriani, y lo visita siempre que se encuentra en Venecia. Entre sus muros han estado rostros tan importantes como Ernst Hemingway, Orson Welles, Frank Sinatra, Truman Capote, Charles Chaplin o Woody Allen, entre otros. Este bar-restaurante es conocido por crear el cóctel Bellini.

El monarca también tuvo tiempo para trasladarse a la isla de Murano, situada a un kilómetro de Venecia. En taxi-limusina y rodeado de varios agentes de seguridad y asistentes, Don Juan Carlos visitó la cristalería Nuova Venier. Allí conversó con la propietaria Elisabetta Laggia, así como con su hermano Roberto Laggia y con la mujer de éste, Valentina. El Rey emérito se mostró admirado con el arte del cristal de Murano y dialogó con el maestro Giancarlo Signoretto, deseando conocer los detalles y secretos del cristal de Murano.

En la tienda realizó varias compras, de las que solo ha trascendido una espléndida colección de vasos de cristal y oro. Antes de marcharse, Don Juan Carlos dejó un mensaje en el libro de firmas de la cristalería: "Gracias a la maravillosa ciudad de Venecia por su espléndida acogida", escribió. Por su parte, Nuova Venier respondió: "Ha sido un honor para nosotros tenerlo aquí".







Comentarios 0