Actualidad

Cinco años sin Amy Winehouse, la diva moderna del soul

Amy Winehouse, en un concierto. Imagen: Cordon Press.

El 23 de julio de 2011, el cuerpo de Amy Winehouse dijo basta. La cantante británica, capaz de dar lo mejor para los demás y lo peor para ella misma, sucumbió a años de excesos.

Fue responsable de popularizar y revivir el soul durante la pasada década y también de acercarlo a las masas, en una época en la que el folk y la electrónica inundaban las pistas de baile, los festivales y las emisoras de radio. Este sábado se cumplen cinco años de su muerte y aún hay muchos fans que se resisten a dejar que su recuerdo se borre.

La diva pasó a formar parte del selecto club de artistas que fallecieron a los 27 años, entre los que destacan Kurt Cobain, Janis Joplin, Jimi Hendrix o Jim Morrison. Al igual que todos ellos, su vida estuvo marcada por el abuso de las drogas y el alcohol.

De hecho, en un primer momento, la muerte de la cantante británica se relacionó con el consumo abusivo de sustancias ilegales, pero meses después, los resultados de la autopsia revelaron que la artista había muerto debido a un fallo respiratorio tras caer en coma etílico.

Sin embargo, su hermano, Alex, aseguró en una entrevista que su hermana murió debido a la bulimia que no había sido capaz de superar. Tras la trágica muerte, la familia creó la 'Fundación Amy Winehouse' que trabaja para prevenir los efectos del abuso de las drogas y el alcohol en los jóvenes.

Amy Winehouse dejó canciones inmortales como Rehab, su mayor éxito, que funcionó como un mensaje autobiográfico. La cantante solo alumbró dos discos, pero fueron suficientes para convertirla en una de los iconos inmortales del soul.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin