elEconomista.es

Bimba Bosé: "Me voy a curar porque quiero vivir"

20/07/2016 - 10:29

Lleva la sangre Dominguín en las venas, y quizás sea por eso por lo que decidió coger el toro por los cuernos y emprender una férrea lucha con ese gran enemigo llamado cáncer. Dos años 'en guerra' con esta dura enfermedad de la que está segura saldrá fortalecida.

"Contar lo que me sucede es una necesidad, por mí y porque siendo un personaje público puedes ayudar a otras personas en tu misma situación". Bimba Bosé ha dejado claro en numerosas ocasiones que para ella el cáncer no es un tema tabú y siempre ha reivindicado la necesidad de normalizarlo porque asegura "está muy estigmatizado". Por ello, Bimba Bosé (40) ha abierto las puertas de su hogar para hablar abiertamente a la revista ¡Hola! después de las graves especulaciones que se cernieron hace unas semanas sobre ella y la enfermedad que padece.

A finales de junio su nombre salía a la palestra de los medios por una supuesta recaída del cáncer que sufre desde el 2014. La sobrina de Miguel Bosé salió rápidamente al paso para contar su versión y negar todas las informaciones. "No he recaído porque nunca me he curado.Estoy curada en mi mente y energéticamente también. Pienso que el cáncer es posible de curar", confesó. Además reveló que tenía metástasis en los huesos, hígados y cerebro.

Con una fortaleza y positividad admirable, la cantante tiene claro que saldrá beneficiada de este duro trance. "Me siento fuerte (...)No creo que esto vaya a acabar conmigo, creo que es un aprendizaje, una manera de ver la vida desde otro punto de vista". Una fuerza que asegura haber heredado de su familia. "He heredado mi fortaleza de mi tío Miguel, de mis abuelos, abuelas...de todos. Tengo un ADN potente, aunque soy bastante "light" en comparación con todos ellos".

La artista lleva tres años compartiendo su vida con el DJ inglés Charlie Centa, una pieza fundamental en su día a día. "Charlie lo es todo para mí. Hay un gran respeto entre nosotros, me ha ayudado mucho a poder poner palabras a los sentimientos y las emociones, algo que siempre me ha costado mucho".

El pasado mes de octubre decidió abandonar Madrid y refugiarse en Sotogrande junto con  Charlie, y sus dos hijas, Dora (12) y June (5). Un lugar idóneo donde han conseguido alejarse del bullicio de la capital y encontrar esa tranquilidad tan añorada. "Somos muy campestres los dos y Madrid tiene un clima muy radical. En Sotogrande hemos encontrado nuestro pequeño reducto de paz. Y, para mi salud, creo que era mejor estar en un sitio así".

Su tío, el polifacético Miguel Bosé, ha sido otro de sus grandes pilares en este camino. "Siempre me ha apoyado mucho. Tengo muy buen recuerdo desde la infancia, todo lo que he vivido con él ha sido maravilloso y me siiento como su niña. Mi madre era muy joven cuando nacía y parezco la hermana pequeña del clan".

El periodo estival se presenta de lo más tranquilo para Bimba Bosé. La cantante disfrutará de la tranquilidad de Sotogrande y ejercerá como DJ con su chico en algunas clubes, aunque solo esporádicamente "Me encantaría ponerme retos no muy grandes, porque creo que me va a ayudar a creer más en mí, tener más autoestima y a ser más fuerte".







Comentarios 0