Actualidad

Ana Rosa Quintana: nos colamos en la boda de su hijo Álvaro

  • La ceremonia tuvo lugar en Cáceres

La boda entre Álvaro Rojo Quintana y la psicóloga Ana Villarubia este sábado en Cáceres ha sido la excusa idónea para reunir a muchas celebridades y amigos de la presentadora de Telecinco, a quien quisieron acompañar en esta cita tan especial.

Ana Rosa Quintana se encuentra disfrutando de las vacaciones mejor que nunca. Tras pasar unos días de relax en Ibiza, la periodista ha acompañado a su hijo al altar en la localidad extremeña de Jarandilla de Vera. El viernes los novios, Álvaro (hijo de Ana Rosa y el periodista Alfonso Rojo) y Ana organizaron una cena previa al gran enlace y el sábado tuvo lugar la gran ceremonia con casi 300 invitados y presidida por el juez Grande Marlaska. A pesar de ser un enlace civil (de hecho, los novios firmaron los papeles en el juzgado el pasado mes de mayo), contó con la presencia y la bendición del padre Ángel, que regaló a los novios una estola bendecida por el Papa.

El enlace contó con muchos rostros conocidos de la televisión como Mario Vaquerizo, la actriz Norma Ruiz, Fiona Ferrer, la periodista Rosa Villacastín y por supuesto, no podían faltar los compañeros de trabajo de Ana Rosa, que quisieron arropar a su jefa en este gran día: Alessandro Lequio acompañado por su mujer, María Palacios, Marisa Martín Blázquez, Paloma Barrientos, Cristina Tárrega, Joaquín Prat y Beatriz Cortázar, entre otros.

Ana Rosa quiso que esta celebración se llevara a cabo con la máxima discreción posible, ya que a su hijo nunca le ha gustado ser un personaje público. La reina de las mañanas decidió salir con su marido, Juan Muñoz, tras el enlace para saludar y brindar con todos los medios allí presentes. La periodista lució más guapa que nunca con un vestido largo de color aguamarina de la firma Tot-Hom.

La novia muy sencilla lució un vestido en blanco roto con un escote uve en la espalda elaborado en tela mikado y con una sencilla cola que aguantó perfecta toda la noche y un sencillo recogido decorado con unas flores muy favorecedor. El novio vestía un chaqué en color gris de lo más elegante con una flor en la solapa del ramo de la novia.

No dejaron al azar ni un solo detalle del gran día. Los menús para el banquete eran personalizados y servidos en platos con románticos mensajes. Además, Ana Rosa quiso homenajear a su madre, Carmen, fallecida en julio de 2014, y regaló a todas las invitadas una pulsera con la imagen de esa Virgen.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin