Actualidad

La viuda de Víctor Barrio: "A los antitaurinos perdónalos porque no saben lo que hacen"

  • Raquel Sanz comparte un poema en las redes

Nada ni nadie podrá quitarle el dolor inmenso que ha supuesto la trágica pérdida de su marido el torero Víctor Barrio. Pero su viuda, Raquel Sanz, ha querido una vez más y a su manera agradecer los apoyos y las muestras de condolencia por el diestro. Lo ha hecho en las redes difundiendo un poema que recuerda con gran emotividad al diestro que se ha dejado la vida en la plaza de Teruel. Entre los versos que ha retuiteado la viuda está éste: "A los antitaurinos, perdónalos porque no saben lo que hacen".

En su esfuerzo por dar las gracias, ha querido compartir con todos los aficionados y personas que han expresado su dolor un poema del poeta y compositor José León que ha leído el periodista taurino Manolo Moles en la Cadena Ser.

Raquel Sanz, tras escuchar estas las palabras del periodista las ha retuiteado, con ello no solo honra al que fuera su esposo sino a todos los toreros que regaron el albero con su sangre. En el poema son recordados Paquirri, Montoliu, Renatto y otros que se dejaron la vida en la arena del coso.

Cuánto me gustaría creer que hay una gloria para aquellos que entregan su vida al toreo. Querido amigo Víctor, si fuera así, dile a Gallito que la plaza de las Ventas que él mismo diseñó es la primera del mundo y que llevaba razón en que el toro moderno era el de Tamarón

A Curro Puya le dices que hay un torero de la Puebla del Río que mece el capote como él. Cuando veas a Paquirri, le dices que sus hijos son matadores de toros y que heredaron su raza. Cómo no, si ves a Montoliu cuéntale que tiene un hijo que banderillea casi como él. A Renatto le dices que él vive en Roca Rey. Si estás cerca de Manolete, cuéntale que un torero de Galapagar tiene ese carisma y sobriedad que él dejó en los ruedos

A Granero le hablas que un torero de Jerez se salvó de una cornada parecida a la suya y que con un parche sigue dando guerra. Dale un abrazo a Ramón Soto Vargas y dile que su sobrino no pierde la ilusión. No olvides decirle a Joaquín Camino que su apellido vuelve a estar en los carteles de noveles. Al gran Antonio Bienvenida no le cuentes que algunos toreros van al campo sin afeitar y sin vestir de corto. Ya sabes cómo es y se disgustaría mucho.

Cuando veas a Belmonte, le dices que es el padre del toreo moderno. Fúmate un puro con el Pana. No olvides abrazar a todos los maletillas y le dices a Yiyo que siempre será Príncipe del toreo. A los antitaurinos, perdónalos porque no saben lo que hacen. Cómo me gustaría creer que hay una gloria para todo aquel que pierde la vida en las astas de los toros. Si no es así, descansa en paz allá donde estés, que nosotros los Poetas nos encargaremos de hacerte inmortal.

Víctor Barrio falleció este sábado en la plaza de Teruel a causa de una cornada. Tenía 29 años. Estaba casado desde hace dos años con Raquel Sanz, de 31 años, periodista y concejala del PP en el ayuntamiento de Sepúlveda (segovia).

"Gracias a todos. No puedo contestaros, no tengo palabras. Se ha ido mi vida, no tengo fuerzas, pero sí mucho agradecimiento", dijo la viuda tras la tragedia. Toreros de hoy y de siempre como Jaime Ostos, Sebastián Palomo Linares, El Juli, Cayetano Rivera, José Tomás o Enrique Ponce, entre otros muchos aficionados, quisieron estar presentes  en el último adiós a Víctor Barrio, que tuvo lugar en Sepúlveda.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en Facebook
Olga Bastagala
A Favor
En Contra

Pues su marido tampoco sabia lo que se hacia porque acabo muerto.

Yo no me alegro de la muerte de nadie y menos de un chico que tenia toda la vida por delante, pero si no existieran este tipo de festejos, no tendríamos que lamentarnos de ninguna muerte por asta de toro.

Puntuación 2
#1