elEconomista.es

Mario Conde logra mantener su finca mallorquina

5/07/2016 - 10:15

El ex presidente de Banesto presentó un recurso para llegar a un acuerdo económico con el que 'recomprar' su propia finca. Así ha logrado paralizar la subasta pública de la misma, prevista para este pasado lunes.

Can Poleta es una de las propiedades más queridas para la familia y el patriarca no está dispuesto a perderla sin luchar. Situada en la localidad mallorquina del Port de Pollensa, la finca estaba 'condenada' a subasta pública, que se iba a llevar a cabo este mismo lunes, pero un recurso interpuesto por Mario Conde (68) ha conseguido aplazarla por el momento. Según publica El Español, el ex presidente de Banesto ha presentado un recurso para llegar a un acuerdo económico que le permita seguir manteniendo el control de la finca, una especie de 'contraoferta' a Hacienda.

De momento ha sido admitido, por lo que la subasta de la finca ha quedado aplazada aunque sigue el punto de mira de la jueza de primera instancia de Palma, ya que la sociedad GI Beteiligung, que adquirió Can Poleta en 2002 y que está controlada por Conde y el que fuera su colaborador en Banesto, Arturo Romaní, es una de las empresas a través de las cuales ha repatriado sus fondos el ex banquero. Concretamente, 393.000 euros de los 130 millones de los que está acusado.

Mario Conde ingresó en la prisión de Soto del Real el pasado mes de abril, acusado de blanquear 13,06 millones de euros procedentes de delitos por los que ya fue condenado en los casos de Argentia Trust y Banesto. Su hija Alejandra también está imputada, considerada por el juez Santiago Pedraz como la coordinadora de la "organización criminal" encabezada por su padre. Tan sólo dos meses antes de ser arrestado, el exbanquero había firmado su divorcio con María Pérez Ugena, dando por finalizada relación de seis años. Según publicó entonces el diario ABC, las actividades ilícitas de Conde y sus múltiples infidelidades habían sido los motivos de esta ruptura matrimonial que se llevó prácticamente en secreto.







Comentarios 0