elEconomista.es

Beatriz Tajuelo, una 'novia a la fuga'

27/06/2016 - 10:26

Viri (la esposa de Mariano Rajoy) protagonizó un beso al más puro estilo 'Carbonillas' en el balcón de Génova mientras que Begoña (mujer de Pedro Sánchez) hizo de tripas corazón para mostrar su mejor sonrisa a pesar de los malos resultados de los suyos. Pero... ¿y Beatriz Tajuelo? No hubo ni rastro de la novia de Albert Rivera en la noche más importante de los líderes políticos.

El 'perfil discreto' se queda corto cuando se trata de Beatriz Tajuelo. La novia de Albert Rivera, el líder de Ciudadanos, no es muy amiga de las cámaras y huyó de ellas este domingo, uno de los días más cruciales e importantes de su chico. Se dejaron ver juntos a primera hora de la mañana, cuando acudieron a votar vestidos a juego (camisa blanca y pantalón beige) a sus respectivos colegios electorales, donde no había ni rastro de la tímida pero habitual sonrisa de Beatriz, que estaba tremendamente seria. ¿Preocupada? ¿Enfadada?

Por la noche, Rivera tuvo que vérselas 'solo' en el escenario ante sus 'ciudadanos'. A pesar de que Beatriz llegó a la sede del partido a primera hora de la tarde acompañando a su chico, decidió dejarle todo el protagonismo a él una vez salieron los resultados de las elecciones. Parece que no quería repetir el 'beso de película' que trascendió a los medios el pasado 13 de junio, después del debate a cuatro de los líderes en el Congreso, y no se dejó ver delante de las cámaras.

Una actitud que nada tiene que ver con la de sus rivales, como Viri. A pesar de que la esposa de Rajoy es famosa por sus sonadas ausencias y su actitud huidiza, no quiso faltar a la foto del balcón en Génova. Celebró la victoria del PP con su marido, Soraya Sáenz de Santamaría y Cristina Cifuentes, entre otros. Además, como hiciera en anteriores elecciones, Viri se dejó querer y se besó con su marido al más puro estilo Casillas y Carbonero. Un beso fugaz, pero un beso al fin y al cabo.

Más amargo fue el de Begoña Gómez y Pedro Sánchez. Los Obama españoles se mostraron inseparables, como siempre, y siguieron juntos el escrutinio desde la sede del PSOE en Madrid. Ella no subió al escenario para acompañar a su marido en su discurso, pero le esperó entre bastidores con su blusa roja para darle el apoyo y la compañía por los que ya se ha hecho famosa.


PUBLICIDAD


Otras noticias

Contenido patrocinado







Comentarios 3

#1
27-06-2016 / 11:21
Camionero
Puntuación -5   A Favor   En Contra

Ah, que el camionero que va con Snchz con peluca rubia y taconazos es ....?

#2
27-06-2016 / 11:51
pepe
Puntuación -7   A Favor   En Contra

#1 Por favor, un poco de respeto para el travelo...

#3
27-06-2016 / 13:00
fjavier
Puntuación -1   A Favor   En Contra

esta celosa por la de venezuela , que le comio la cabezuela