Actualidad

Paula Echevarría mete tripa en la playa: "Me llega el ombligo a la espalda"

  • Los trucos de la 'it-girl'

La actriz lució su mejor sonrisa y un cuerpo de infarto durante una presentación Pantene en Madrid este miércoles. Vestida con un ajustadísimo vestido de color rosa palo que marcaba su figura y le daba un aire de lo más romántico, desveló su truco para salir perfecta en las temidas fotos veraniegas: "En la playa meto tripa".

Tiene uno de los cuerpos más esculpidos de la televisión, eso sí, a golpe de abdominales, pesas, cardio... Un duro trabajo con un entrenador personal que verá sus frutos dentro de unas semanas, cuando Paula Echevarría (38) por fin luzca biquini en su paraíso particular, Ibiza. Aún así, la protagonista de Velvet tiene un infalible truco para salir perfecta en las fotos: "Meto tripa en la playa. Me llega el ombligo a la espalda. Cojo aire en la toalla y no lo suelto hasta que no llego al agua".

Un cuerpo de infarto que sólo perdió cuando se quedó embarazada de su única hija, Daniela: "Yo tuve un embarazo muy bueno, aun poniéndome como un mastodonte me sentía estupenda, y no me encontraba ni gorda ni fea. Aunque ahora me veo en esa época y me quiero poner a llorar". Paula se machacó mucho con un entrenador personal para perder los casi treinta kilos que engordó entonces. Por eso, ahora se cuida mucho durante el año: "Para mí la operación bikini empieza en septiembre, el verano es época de excesos".

Además, la actriz confesó que el verano se presenta algo caótico. Con su marido, David Bustamante, enfrascado en la promoción del disco Amor de los dos y ella grabando Velvet, prácticamente irán por separado y habrá poco tiempo para el asueto familiar: "Igual celebro mi aniversario de bodas por Skype", asegura la actriz, que hará 10 años de casada el próximo 22 de julio. Eso sí, una escapadita a Ibiza, la isla en la que veranean con su hija Daniela cada año, no se la quita nadie.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin