elEconomista.es

Cristina Pedroche ya no es una chica explosiva

21/06/2016 - 18:55

En la lista de las mujeres más deseadas de nuestro país siempre aparece su nombre. La vallecana puede presumir de curvas, de un cuerpo que escapa con acierto del 90-60-90 y que ha modelado a base de mucho ejercicio (es una apasionada del running) y una alimentación saludable en los últimos años.

Pero, ¿por qué Pedroche ya no luce escotazos de vértigo como hace unos meses? ¿Dónde están los modelitos de infarto con los que mostraba sus encantos con absoluta naturalidad para deleite de muchos y envidia (sana) de otras tantas?

No sabemos si es porque ha decidido cambiar su imagen de chica explosiva desde que es presentadora y no sólo una colaboradora o reportera en televisión, pero lo cierto es que desde que dio el 'sí, quiero' a David Muñoz hace ocho meses, Cristina ha cambiado su forma de vestir y se ha vuelto mucho más recatada.

Ahora que es una mujer casada, Pedroche prefiere los escotes más cerrados, prendas que insinúan pero no muestran demasiado, y los vestidos de corte baby doll con un toque naïf con los que realmente está guapísima y mucho más cool, para qué lo vamos a negar.

Su estilo ha mejorado mucho en los últimos meses, quizá debido también a la influencia de su amigo, el estilista Josie, encargado de su vestido transparente de las Campanadas, pero también de sus estilismos más clásicos y de diva elegante en las páginas de alguna conocida revista del corazón.

"Yo soy feliz sin maquillar, en vaqueros, zapatillas y con una sudadera deportiva", decía la presentadora. Y es verdad que en su día a día, como podemos ver en su perfil de Instagram, ese es su outfit favorito, que muchas veces lleva a juego con su marido, el chef de 'Diverxo'.

"Me enamoraré de un hombre que vaya en deportivas y chándal", comentaba pocos meses antes de conocer al cocinero que, cosas del azar, es otro apasionado del running como ella y no es difícil verle con esta prenda en sus ratos libres. El chándal, sin duda, les unió.

Todo indica que este cambio de estilo se trata de una estrategia de imagen muy medida. En su programa Pekín Express elige estilismos de lo más correctos, siempre elegante y mucho más fina que con los modelitos 'embutidos' que llevaba en tiempos de Sé lo que hicisteis.

Las modas cambian, lo sabemos, y ahora ya no se llevan los minivestidos tan sumamente ajustados, cortos y escotados, con plataformas de vértigo con las que es complicado caminar recta como los que llevaba la madrileña hace cinco años. Y quizá ni ella misma se sentía cómoda con ese estilo ya.

Además, lo que se espera de ciertas presentadoras, ya que ahora Cristina es una más entre las afortunadas que alcanzan un espacio en prime-time, no es sólo que tengan un cuerpo escultural o una cara bonita, sino que demuestren que son capaces de transmitir y enfrentarse ellas solitas a un programa de más de dos horas tan complicado como el reality de aventura de laSexta.

No todas lo logran, pero parece que Cristina Pedroche, con cambio de estilo incluido, lo ha conseguido por méritos propios.







Comentarios 0