Actualidad

Felipe de Edimburgo celebra sus 95 años entre la vitalidad y la fama de conquistador

  • Lleva 68 casado con la reina de Inglaterra

Felipe de Edimburgo conserva una inconcebible fuerza vital a pesar de que el calendario dice que este 10 de junio cumple 95 años. En su país, lo más comentado del consorte de la reina Isabel aparte de su indiscutible elegancia, es su leyenda como conquistador a pesar de llevar casado casi 70 años con la soberana británica. Entre su currículo podemos destacar que le tocó el culo a la madre de la princesa Leia de La Guerra de las Galaxias. Siempre le gustó estar cerca de actrices famosas.

Los británicos pudieron ver hace poco un documental en el Canal 5 que relacionaba su densa vida social y su alegría diaria con sus supuestas aventuras con mujeres más jóvenes que él. La verdad, es que relacionarse con mujeres mayores sería difícil a estas alturas.

Por ejemplo, se habla en ese reportaje, emitido hace semanas, de su amistad con Lady Penny, una jovencita de 65 años. Sobre cómo han sentado a la reina los preseuntos coqueteos de su marido, diversos testimonios recogidos en el documental sobre Felipe de Edimburgo coinciden que que el matrimonio "siempre ha tenido carta blanca para pasarlo bien". 

Si bien, ahora Isabel (que acaba de cumplir 90 años) 'pasa' de este asunto, no siempre fue así. Isabel se enamoró de el apuesto griego cuando ella tenía solo 13 años y él 19). El noviazgo y los primeros años de matrimonio la pasión se impuso, de acuerdo con el relato del largometraje pero  a partir de 1952 parece que el Duque de Edimburgo empezó a viri su vida en cierto modo.

Aparte de su muy comentada relación con la actriz Zsa Zsa Gabor y con Patricia Hodge (26 años más joven que él), se le atribuyen romaves o amistades más o menos entrañables y con otras mujeres a las que gustaba de llevar a navegar en el yate Britannia. El historiador Piers Brendon afirma sin ambages que "el duque necesitaba un escape y la reina empezó a sentirse molesta". 

Hace poco, la actriz Debbie Reynolds publicó sus memorias, y entre otras cosas contaba que Felipe quiso 'tocarle el culo', literalmente.

A su 83 años, la madre de Carrie Fisher, la princesa Leia de La Guerra de las Galaxias, desvela en sus memorias cómo el marido de la Reina de Inglaterra (11 años mayor que ella) fue más allá de un simple coqueteo en la fiesta de cumpleaños de Bob Hope, celebrada en Londres hace 30 años.

La diva de Cantando bajo la lluvia revela los secretos de todo lo que sucedió en aquella fiesta de 1985 con el duque. La corista acudió a la celebración de su amigo Bob Hope, donde también estaban Michael Caine, Ben Kingsley, Phyllis Diller, Charlton Heston y Chevy Chase.

El consorte de Isabel II aprovechó la fiesta para conversar con la actriz estadounidense y así lo desvela en su nueva publicación. "Era encantador. Me puso un brazo alrededor de la cintura, después me tomó de la mano", relata Reynolds. "Casi inmediatamente, pasó a tomar más que mi mano. Me acarició el trasero", recuerda Reynolds, que lejos de sentirse ofendida solo se asombró por la actitud de él: "Había escuchado que era famoso por su 'admiración' hacia las mujeres, pero no estaba esperando que me agarrara el trasero. Con lo guapo que es el príncipe Felipe, no sabía si estaba intentando ligar conmigo o simplemente ejerciendo algún derecho real de manosear a los extranjeros". Según han pasado los años, Debbie ha confesado que la satisfacción del 'toqueteo' fue suyo: "De hecho, fue todo un honor que me cacheara este adorable príncipe".

Sus memorias, tituladas 'Make 'Em Laugh', revelan más episodios curiosos de la realeza europea.  

Reyolds fue considerada la reina de Hollywood durante décadas gracias a interpretaciones como la de la inolvidable Lilith Prescott La conquista del Oeste, junto a James Stewart y Gregory Peck. Estuvo casada con Eddie Fisher, el magnate Harry Karly y Richard Hamlett.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin