Actualidad

Andrea Molina, hija de Lydia Bosch: "No veo a mi padre pero sí a su familia"

Heredera de una conocidísima familia de artistas, Andrea Molina se estrenó con la prensa este martes durante la inauguración del nuevo espacio de El Corte Inglés en Madrid. Era su 'primera vez' ante los periodistas y aprobó con nota. Vestida con colores muy alegres y luciendo una amplia sonrisa, la hija de Lydia Bosch y Micky Molina tenía muy claro lo que quería contar, aunque fue inevitable que se abriese de nuevo la Caja de Pandora que ya cerraron sus padres hace años.

Amable y simpática, Andrea Molina pidió que no le hicieran preguntas sobre Micky Molina, con el que no se habla desde hace años, pero sí desveló que tiene relación con parte de su familia paterna: "Con mi prima Olivia es complicado quedar porque ella vive en Madrid y yo no. Pero las veces que he quedado con ella, encantada. Y mi tía Ángela no para. Un día está en México y al día siguiente, en Madrid. Es complicadísimo verla".

Con la misma sonrisa salió al paso de las cuestiones acerca del escandaloso divorcio que protagonizó su madre con su segundo marido, Alberto Martín: "Comprendo que me preguntéis por ello, pero no voy a hablar de ese episodio tan difícil, ya pasó. Lo que sí puedo decir es que me llevo muy bien con mis hermanos, soy muy familiar, y cuando mi madre no está por motivos de trabajo, me ocupo mucho de ellos".

De lo que sí habló es de su chico, el músico Juan Fernández, uno de los componentes del grupo Marlon, cuyo cantante, Adrián Roma, sale desde hace meses con la actriz Ana Fernández: "Llevamos dos meses juntos, y estamos encantados. Me hace muy feliz y espero que lo nuestro dure para siempre", aseguró la joven.

Andrea tiene 23 años y se prepara para ser actriz en las escuelas de Corazza y Carmen Rico, una vocación que lleva en la sangre. Su madre es una de sus mejores consejeras: "Me aconseja, pero a la vez me da libertad. Tenemos una relación fantástica, la adoro y admiro". Y añade: "Me gustaría conseguir un papel en una serie de televisión y estamos en ello, vamos a ver qué ocurre. Esto es una carrera de fondo y reconozco que mis apellidos implican una responsabilidad que a la larga hay que demostrar. No se te abren puertas por llevarlos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin