elEconomista.es

Carlos García Revenga: el secretario de las infantas, ¿víctima de una mano negra?

2/06/2016 - 14:06

No van bien las cosas para Carlos García Revenga, antiguo secretario de las infantas Elena y Cristina y en su día tesorero de los Urdangarín en el Instituto Nóos. Profesor de las hijas del rey Juan Carlos en el colegio, fue fichado por la Casa Real en 1.993 para formar parte de la secretaría de Zarzuela pero se convirtió en mano derecha, amigo, acompañante y protector de las hijas del rey. Así va la historia del auge y caída de este maestro de princesas.

Revenga, en un momento dado, se implicó también en los turbios manejos de Urdangarín para evitarle molestias contables a la duquesa de Palma, lo que le valió ser imputado por el juez Castro aunque luego se levantó la imputación y sólo declaró como testigo. Con el advenimiento al trono de Felipe VI y la limpieza que hizo el nuevo Rey en los despachos de Zarzuela, García Revenga se fue a la calle: despedido después de 22 años de lealtad incondicional y sin un euro de indemnización.

Dicen que podría cobrar unos 60.000 Euros al año, como un funcionario de nivel 30, lo que le habría merecido un finiquito decente, pero la Casa Real consideró que su estatus laboral no entraba en ninguno de los modelos de la administración del Estado.

Revenga se fue a la calle considerando que su despido era tan injusto como improcedente. Y en marzo de 2015 demandó por estos motivos a sus antiguos jefes. Han pasado 15 meses desde entonces y no hay sentencia ni asomo de resolución, cuando normalmente los temas laborales se resuelven rápidamente.

¿Hay una mano negra que retrasa esta resolución? Así lo creen quienes aprecian al secretario fiel, caído en desgracia en Palacio aunque sigue gozando de la confianza y la amistad de la infanta Elena, a la que todavía acompaña en actos públicos o en las pistas de Baqueira Beret.







Comentarios 0