Actualidad

Genoveva y Michavila: la historia de su lucha por recuperar el verdadero amor

  • La mexicana y el ex ministro vuelven a intentarlo

José María Michavila y Genoveva Casanova tratan de reencontrar el camino del amor después de una ruptura que les ha mantenido meses separados. El ex ministro de Justicia y la mexicana siguieron caminos distintos desde las pasadas navidades pero tras varios meses cada uno por su lado reaparecieron juntos hace semanas en las revistas del corazón. Como ella misma ha explicado en ocasiones, el camino no es siempre sencillo.

La ex de Cayetano Martínez de Irujo, que cumplirá 40 años en noviembre, justificó que durante este tiempo en el que no se les ha visto juntos se ha centrado en los estudios y en los gemelos Luis y Amina fruto de su unión con el hijo de la duquesa de Alba. Por su parte, el jurista, viudo desde que hace dos años y medio falleciera la madre de sus cinco hijos tras un derrame cerebral, con solo 40 años, también ha estado comprometido en sus obligaciones laborales y familiares, aunque también se le ha visto en la Feria de Abril, en el Bernabéu, o en el Open de Madrid, sin Casanova, eso sí.

Los cinco hijos de José María, de su matrimonio con Irene Vázquez, tienen unas edades que están comprendidas entre los apenas tres años del varón que nació poco antes de la muerte de su madre y los 22 de la primogénita.

Aparte del despacho profesional de Michavila, tantos hijos en edades que requieren mucha atención, de un padre viudo, tal vez influyeran -aun sin querer- en el alejamiento con la mexicana; al margen de que el estilo de vida social de Genoveva, con compromisos publicitarios y promocionales, con presencia habitual en la prensa rosa, no sea el ideal para este abogado de 56 años, Legionario de Cristo y cuyas aficiones incluyen la caza o el tenis pero no tanto los photocalls y los flashes de los paparazzi.

Tras varios meses de silencio y una vez estaba encaminada la reconciliación, Genoveva ha repetido en varias ocasiones que sigue con José Maria. Pero la verdad es que no viven juntos, y solo quedan cuando sus compromisos y obligaciones lo permiten.

La última cita de la que hay constancia tuvo lugar en la calle Costa Rica de Madrid, en la zona norte de la capital, donde quedaron a comer y charlar en la terraza de una marisquería. Su actitud, sus gestos, la manera de arreglarse de Genoveva... Son detalles que revelan que la relación no es tan sólida como cuando por ejemplo hace un año él apoyó a su amada en la presentación de su libro (en la imagen de archivo).

Ahora vemos más cariño que pasión, más charlas que sonrisas, más abrazos que besos. No hay más que ver una imagen de hace un año, cuando aún no se habían alejado (como la fotografía de arriba), para intuir los nuevos matices de este romance de ida y vuelta que lucha por sobrevivir.

Lo que no se puede negar es que la mexicana y el ex ministro de Justicia están intentando que en el entorno de ese halo de amistad y cariño que ahora les rodea prenda de nuevo la llama del verdadero amor.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin