elEconomista.es

Imanol Arias y Ana Duato separan sus defensas

19/05/2016 - 12:41

Ahora mismo hay una brecha entre los protagonistas de Cuéntame: Ana Duato está tratando de desmarcarse de Imanol porque sus situación no es tan mala como la del actor. Fuentes cercanas a la actriz que interpreta a Mercedes Alcántara aseguran que la implicación de ella no tiene nada que ver con el de su compañero. El tema de Imanol es mucho más grave que el de Ana porque la mujer del productor de la serie ha pagado. La cifra en la que está barajado el presunto fraude de Imanol es de 2.100.000 euros, de los cuales se supone que o ha pagado nada: mientras que el montante que afectaría a Ana Duato apenasd llega a los 800.000 euros, cantidad que por otra parte sí ha sido abonada por Duato, aunque el delito continúa. Un hecho que alerta sobre el posible distanciamiento que este desagradable asunto ha podido crear entre ellos es que no han hecho causa común en sus defensas. Si bien puede decirse que es normal que cada uno tenga su abogado -no ocurrió así a la hora de confiar sus dineros- han escogido distintos abogados.

Ana Duato ha fichado al abogado de Francisco Granados, (cerebro de la Púnica, y ex número 2 de Aguirre en la Comunidad de Madrid) para que la represente en la Audiencia nacional. Imanol Arias ha contratado a la letrada que defendió a Luis Bárcenas (junto a su marido, el ex juez Javier Gómez de Liaño). Tanto el letrado de la actriz, Enrique Molina, como la de 'Antonio Alcántara', Dolores Márquez de Prado, han sido fiscales de la Audiencia. Por su parte, Fernando Peña, su 'asesor traidor' y presunta cabeza visible de la trama investigada por fraude de 15 millones de euros, podría estar negociando cantar a cambio de una reducción de su pena. De momento, Peña ha guardado silencio ante el juez excepto para decir que sus clientes son inocentes.

Fernando Peña, el dueño del despacho Nummaria, compareció este miércoles en la Audiencia pero no respondió a las preguntas del juez Ismael Moreno. Sí contestó las de su abogado, y lo hizo para exculpar a sus clientes, los actores Ana Duato e Imanol Arias.

No obstante, expertos consultados aseguran que la situación no es igual para los dos protagonistas de Cuéntame: el caso del de Riaño no es el mismo que el de la mujer del productor de la serie. Al parecer, ella ha ido pagando una vez que sabía que estaba siendo investigada. Según varias fuentes, su deuda está satisfecha tras sucesivas inspecciones fiscales: hablamos de 200.000 euros.

El aparente silencio de Peña ante el juez contrasta sin embargo con las presuntas negociaciones que al parecer se estarían llevando a cabo entre entre la defensa del asesor fiscal 'traidor' y el magistrado al que ahora niega respuestas: Peña estaría ofreciendo desvelar los pormenores de la supuesta trama de evasión de 15 millones de euros y por tanto delatar a sus clientes más 'complicados' a cambio de una rebaja en la petición de pena que pueda pedírsele. O sea, Peña pretendería que, haciendo de soplón, y contándole al juez quiénes son los que confiaron en él, y otras cosas, expiara parte de la presunta culpa. La situación de Peña es delicada si se confirman las sospechas que recaen sobre él porque tiene antecedentes.

Peña, casado con Almudena Bermejo, directora de Acción Cultural en la Fundación Telefónica, y amiga íntima de la Reina Letizia, fue condenado a tres años por apropiación indebida continuada en marzo de 2004, según sentencia de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Madrid, ratificada por el Tribunal Supremo. Hablamos de 483.000 euros de cuatro de sus clientes. No obstante, en 2009, el ministro de Justicia de Zapatero Francisco Caamaño, con los correspondientes informes favorables, conmutó la pena por otra de dos años, de tal modo que el asesor se libró de pisar la cárcel como hubiera ocurrido de no concedérsele este indulto parcial, hecho que consta en el Real Decreto de 10 de julio de 2009.

¿Sabía Duato que su asesor había sido condenado por apropiarse de 483.000 euros de sus clientes?

Ana Duato, que ha manifestado públicamente sentirse "traicionada" por su asesor, consideraba a Fernando Peña, un profesional intachable, según ha explicado. De ello se deduce que la actriz no sabía nada sobre el hecho de que el experto que le llevaba los asuntos (también los de su marido, el productor de Cuéntame Miguel Angel Bernardeau, y de alguna de sus empresas) se había quedado con 483.000 euros de cuatro clientes  años antes de que la actriz le confiara sus dineros. Si Ana Duato sabía de este hecho (tan relevante si le vas a confiar dinero a una persona) no debería haberle sorprendido tanto lo que ha ocurrido. Si lo ignoraba, es que Peña ocultó que había sido condenado por quedarse con casi medio millón de euros de sus clientes. Exactamente lo mismo puede decirse de Imanol o del marido de 'Mercedes Alcántara' en la vida real y alma máter de la mítica serie.

También resulta extraño que la Academia de la Televisión, donde Fernando Peña asesoraba hasta hace unos días (cuando se forzó su renuncia tras el escándalo de Nummaria) le mantuviera como secretario del consejo: la asociación que preside Campo Vidal ignoraba tal vez que el Tribunal Supremo había confirmado ya en 2004 el fallo que sentenciaba a su Secretario a ingresar en prisión, aunque la pena fuera conmutada por otra de dos años de cárcel a condición de que no volviera a cometer delito doloso en el plazo de cuatro años desde la publicación del real decreto. Solo gracias a este indulto parcial de Zapatero eludió la privación de libertad.

Pocos dudan de que las relaciones personales de quien presume de haber sido preparador de oposiciones de Aznar o Montoro le han proporcionado buenos clientes y también información útil: en el momento del registro de su despacho, Peña estaba en Etiopía aprovechando unos días de vacaciones, y eso que se supone que es un hombre muy ocupado: su despacho creó hasta diez compañías offshore, solo con el Fonseca famoso de Panamá. Se le acusa de defraudar dos millones y medio de IVA, y en total de un presunto delito fiscal de 15 millones de euros.

Pero si Ana Duato o Manuel Campo Vidal ignoraban el historial delictivo de su asesor, otros sí han conocido sus fechorías: de hecho, la investigación se destapó después de que varios clientes del despacho de Nummaria acudieran a la Fiscalía Anticorrupción a contar las irregularidades. Es exactamente lo mismo que ocurrió en 2003, cuando Peña fue condenado y posteriormente perdonado en parte por el Gobierno de turno.

La cuentas de Cuéntame

Fuentes de la investigación han confirmado a este portal que la práctica totalidad del dinero presuntamente defraudado procedería de la serie Cuéntame. De acuerdo con RTVE, en 2015 la productora Ganga recibió de la Corporación 853.039 euros por capítulo. Se habla de que hasta la fecha, en 17 temporadas, TVE habría pagado por los 310 capítulos contratados la friolera de 264 millones de euros. Fuentes conocedoras de una auditoría realizada por la cadena pública confirman que tanto Imanol Arias como Ana Duato se llevaban actualemnte cada uno 72.000 euros por entrega.

Ganga Producciones, la empresa del marido de Ana Duato, no está imputada como tal, aunque sí aparece como investigada Ganga Proyectos, la empresa de Ana y Bernardeau. En el Año 2013, la facturación declarada de Ganga Producciones fue de 8.400.000 euros, con unos beneficios de 43.000 euros.

El marido de Ana Duato, que sí está investigado y tendrá que ir a declarar, creó en los años 2003 y 2004 una sociedad que es la que supuestamente sirvió para activar una especie de agrupación europea de intereses hasta 40 agrupaciones que serían participadas por empresas inglesas y costarricenses.

Los 46 querellados, entre los que figuran Imanol Arias y Ana Duato, están ya como es lógico empleándose a fondo para defenderse de un proceso que expertos conocedores de la investigación califican como "muy serio". Tal vez por eso, y aunque dicen tener "la conciencia muy tranquila", los dos actores de Cuéntame quieren contar con los mejores representantes legales en el procedimiento abierto en la Audiencia Nacional. Ana Duato ha confiado su defensa al que fuera fiscal de la Audiencia Nacional Enrique Molina, abogado de Francisco Granados (considerado cerebro de la Púnica) y al ex secretario de las Infantas Carlos García Revenga (Caso Nóos). Imanol Arias ha recurrido a Dolores Márquez de Prado, también ex fiscal de la Audiencia, Márquez de Prado y su marido, Javier Gómez de Liaño, ex juez del mismo tribunal, fueron los abogados de Luis Bárcenas, el cajero más famoso de la historia del Partido Popular.







Comentarios 2

#1
20-05-2016 / 08:53
Mariano
Puntuación 5   A Favor   En Contra

Otroso dos sinverguenzas que van predicando con que todos debemos contribuir y pagar impuestos y ellos se los llevan estafando a todos los Españoles.

#2
20-05-2016 / 10:23
juan
Puntuación 1   A Favor   En Contra

QUE SIRVERGUENZA EL IMANOL, YA ABURRES CON EL "CUENTAME" TU SI QUE NOS HAN CONTADO UN BUEN CUENTO, HACIENDO CAMPAÑA QUE HACIENDA SOMOS TODOS. MARCHATE DE UNA VEZ PESIMO ARTISTA.