Actualidad

Manuel Díaz, orgullo torero: "No quiero ni el apellido ni el dinero de mi padre"

Diez días después de que la justicia le haya 'nombrado' hijo biológico de Manuel Benítez, el torero reaparece en un acto para Jaguar y lo hace con una sonrisa de oreja a oreja. Asegura que no le importaría reunirse con su padre y sus hermanos, aunque no quiere ni el apellido ni la herencia de 'El Cordobés'.

Se te ve relajado y sonriente, ¿Ha habido un antes y un después de la confirmación de la paternidad?

Mi vida sigue igual, era algo que yo tenía que solucionar porque es ley de vida y lícito saber cuáles son tus raíces. Estoy tranquilo, seguro, confiado y feliz a ratos, pero sí feliz por mi madre, por mis niños y porque se ha podido ver mi verdad. 

¿Cómo te enteraste de que la sentencia era favorable?

Tenía claro que iba a ser así, era evidente. Yo he tenido claro toda mi vida quién soy. Uno acepta pero aceptar a veces es no estar conforme con lo que te pasa en la vida. Yo he luchado por hacerme a mí mismo pero no me conformo con que el resto de las personas que me quieren y que me importan tengan que aceptar también esa situación. Yo tenía que luchar.  

Estabas disgustado porque tu padre no apareció, ¿se te ha pasado el disgusto?

Yo no tengo que reprochar nada a nadie, no puedo obligar a nadie a que me quiera. Comprendí la situación y la entendí, para mí no era agradable estar allí y comprendí que para él tampoco iba a ser agradable estar allí. Tampoco lo esperaba.

¿Confías en un reencuentro con él?

No, ya no. Bueno tampoco creo que se pueda dar y si se diese pues mi obligación como hijo sería abrirle mi corazón y estaría dispuesto a conversar como una persona civilizada. 

¿Cómo ha sido esa conversación con tus hijos?

Bueno mi hija Triana, que hace ballet, dice que se abre de piernas como su abuelo. Manuel, cuando se enteró me preguntó: "Papá, pero... ¿va a venir el abuelo?" y yo le dije: "A lo mejor algún día viene". Alba, que es más mayor, me dio la enhorabuena y me dio las gracias por todo.

Una de las personas más importantes para ti ha sido Virginia. ¿Hubieras podido hacer esto sin ella?

Todo lo que he emprendido lo he comentado con ella y siempre he estado muy abierto a su opinión, para mí es muy importante su opinión. Sinceramente a veces tengo alguna duda y ella me aclara muchas cosas.

¿Cómo fue esa conversación con tu madre con la sentencia en mano?

A mí no me tenía que convencer, yo estaba convencido, pero le dije:"Mamá ya está".

¿Y ella?

Pues nos abrazamos y ya está. Luego le dije:"¿Qué vamos a comer hoy?".

Si se produjera ese encuentro, ¿qué te gustaría decirle a tu padre? 

Mira si lo viese le preguntaría por qué hemos llegado hasta esto, si hubiese sido más fácil de otra manera. Somos muy iguales, tenemos esa energía y esa cosa que solo la puede dar una relación de parentesco entonces para qué luchar contra una cosa evidente. Hubiese sido más bonito. El dinero para mí no es lo más importante en mi vida. Nací desnudo y me moriré desnudo. Está claro que mi situación es boyante porque he toreado mucho, he invertido muy bien, genero mucho dinero, he tenido gente que me ha asesorado muy bien.

¿Vas a reclamar el apellido?

No me lo he planteado, es que yo soy Manuel Díaz como mi abuelo que era camionero de una cantina.

¿Te gustaría conocer a tus hermanos?

No tengo ningún motivo para no conocerlos. Yo creo que los que menos culpa tenemos en todo este tema somos los hijos. Yo no tendría ningún problema de saludarlos.

¿Serías tú el que te acercarías a ellos?

No me lo he planteado, pero si ocurriera pues nos saludaríamos y punto. No hay problema.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin