Actualidad

Vladimir Putin: favores en forma de casoplones para 'sus' mujeres

  • Chicas de calendario y amantes secretas, entre sus inquilinas

Las artes del presidente vuelven a estar en el centro de la polémica en Rusia, donde se ha descubierto que al menos tres mujeres relacionadas con Vladimir Putin, de un nivel de vida medio, han recibido lujosos apartamentos y mansiones en Moscú y alrededores. La llave del negocio la tiene Grigory Baevsky, un empresario inmobiliario asociado a un viejo amigo del mandamás ruso que es considerado el "campeón" de las contratas estatales: 7.400 millones de dólares han salido de las arcas del Estado rumbo a sus empresas.

La trama de las casas de lujo del presidente a sus mujeres fue destapada por el periodista ruso Roman Anin, quien dirige el equipo de investigación Organised Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP). Él fue el encargado de develar la oscura conexión entre Baevsky y el presidente.

Uno de los últimos descubrimientos tiene que ver con Alisa Jarcheva, estudiante de 23 años de Relaciones Internacionales de la Universidad Estatal de Moscú. La joven saltó a la fama al aparecer semidesnuda en el calendario titulado 'Te amamos' dedicado a Putin por su 58 cumpleaños. Después de aquello, Baevsky le transfirió un complejo de lujo. Al ser preguntada por los periodistas sobre cómo obtuvo un inmueble de esas exclusivas características, Jarcheva desmintió conocer al empresario y agregó que compró el piso "con una hipoteca" que paga día a día.

Antes de Jarcheva, la afortunada en recibir un lujoso piso por parte del empresario asociado a Putin fue Leysan Kabaeva, hermana de Alina Kabaeva, una gimnasta olímpica que dijo ser seguidora del presidente y que en 2008 fue declarada "novia de Vladimir". Un año después, Leysan recibió su piso tal y como demuestran los registros de propiedades.

Pero ella no fue la única de la familia en recibir un lujoso acomodo. En 2013, la abuela de Alina, Anna Zatsepilina, adquirió una propiedad en el costoso bosque de Uspenskoe a manos de Baevsky. La propiedad tenía un precio prácticamente inaccesible para una mujer jubilada de 80 años, según indica el periodista que destapó el escándalo.

Los registros públicos, además, demuestran que las compañías de Baevsky obtuvieron grandes beneficios por parte del Estado, cediendo importantes contratos de construcción de al menos 89 millones de dólares en los últimos años. Baevsky trabajó también con otro amigo cercano a Putin, su compañero de judo Arkady Rotenberg.

A pesar de todo, desde el Kremlin aseguran "no saben quién es (Baevsky) y que el presidente no lo conoce". Los hechos demuestran lo contrario, ya que el empresario trabaja desde hace años con importantes amigos de Putin y ha sido parte importante de la adquisición de las lujosas casas por parte de 'sus' mujeres.

Pero hay último dato que desmonta las palabras del gobierno ruso. La hija del mandatario, Katerina Tijonova, reside en un exclusivo apartamento cerca del lujoso barrio de Novo Igariovo. Magnífico enclave que le consiguió, ¿saben quién?, Baevsky.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin