Actualidad

Lara Álvarez se preocupa por Fernando Alonso tras el accidente de Australia

  • La ex del piloto llevaba días sin cogerle el teléfono

No le cogía el teléfono. La ruptura entre Lara Álvarez y Fernando Alonso no fue la más amistosa: por eso, los intentos del piloto por recuperar el contacto con su ex fueron infructuosos y todo indicaba que, como en otras ocasiones, Lara no daba segundas oportunidades y, por tanto, no quería saber del que fuera su novio. Pero tras el accidente de Alonso en Australia algo ha cambiado.

Hasta pasadas las seis de la mañana (hora española) de este domingo, cuando el McLaren del asturiano salía por los aires, dando varias vueltas de campana y destrozándose en el Gran Premio de Australia, Lara ni siquiera contestaba los mensajes de su ex.

Este domingo, al otro lado del Planeta, Alonso salía ileso a pesar de lo aparatoso del siniestro que ha destrozado el Honda: "Cuando tienes un accidente a 300 por hora, se te mueve todo por dentro, pero estoy bien", decía el bicampeón del mundo.

A más de 17.000 kilómetros de Melbourne, Lara aún soñaba con el amor, pero no con el de Alonso, sino con el de su padre, a quien había dedicado este 19 de marzo un precioso texto en Instagram con una imagen de ella de bebé y su progenitor tomándole la mano: "Gracias a ti puedo mirar atrás y pensar: qué vida tan maravillosa", decía 'Laruka' en su perfil.

Pero en el amanecer de esta primavera fría y lluviosa en España Lara iba a cambiar de golpe la tensión de su sonada ruptura sentimental por un sobresalto nada más enterarse de que Fernando Alonso había sufrido el peor accidente de su vida. "Éste ha sido mucho peor que el de Brasil", declaraba el piloto en el circuito, para añadir en su cuenta de Twitter que este domingo del otoño recién inaugurado en las antípodas había perdido una de las vidas que le quedaban.

El espectacular accidente no solo ha hecho reflexionar al ovetense sino que ha servido para que Lara al menos sí se preocupara por saber cómo se encontraba la persona que hasta al menos hace unos días había llenado su corazón, tal y como nos conforma una amiga de la presentadora. "Por supuesto que le preocupa qué le ocurra a Fernando", nos dice la fuente.

En el entorno de Lara admiten que si hace días la desconfianza de Alonso habría terminado con la paciencia de la presentadora, el suceso de este domingo ha hecho mella en la asturiana. No quiere decir esto que vaya a haber una reconciliación pero sí que al menos el contacto se ha recuperado entre ellos.

Lara había estado toda la semana, tras hacerse público el final de su romance, presumiendo de sonrisa y vida social. De hecho se decía que ella lo llevaba bastante mejor que el piloto, quien no era capaz de comprender los motivos que han llevado a Lara a la separación. Pero lo peor para él era que su ex ni siquiera quería hablar.

Lara no le cogía el teléfono a Fernando hasta que ocurrió el terrible accidente, pero ahora es ella quien lo ha utilizado. Tal vez no para acercar posturas e intentar una reconciliación pero sí para preguntar: "¿Cómo estás, Fernando?"

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud