Actualidad

Bianca, la hija de Nieves Álvarez, tras los pasos de su madre

  • Las hijas de las supermodelos llegan pisando fuerte

Orgullosa como buena madre. Así se mostraba este miércoles la top model española Nieves Álvarez en su perfil de Instagram. Y no es para menos. Su preciosa hija Bianca, fruto de su matrimonio con el fotógrafo Italiano Marco Severini, se ha convertido en la modelo que protagoniza la campaña de su firma de ropa infantil N+V.

"Muy orgullosa de la nueva coleccín #nmasv que ya tenemos online. La modelo es mi hija Bianca. #minitop", escribía junto a una instantánea de la niña luciendo un vestido de estampado floral, sombrero de paja y sandalias de cuero marrones. A Nieves se le cae la baba con su única hija.

Bianca, a sus 13 años, parece haber heredado la belleza (tiene un rostro angelical en el que destacan sus enormes ojos azules) y el estilazo de su madre, una de las mejores modelos españolas de todos los tiempos. La pequeña tiene un rostro angelical y se desenvuelve con naturalidad ante las cámaras para la sesión en la que luce la ropa infantil creada por Nieves.


La niña tiene un hermano mellizo, Brando, y un hermano mayor, Adriano, pero por el momento parece que sólo ella ha decidido seguir los pasos de su bellísima madre, que continúa siendo una de las modelos más deseadas por las firmas a sus 41 años.

La hija de Cindy Crawford protagoniza una portada con su madre

La hija de Nieves no es la primera pequeña modelo que elige la misma profesión que su madre. Uno de los casos más famosos es el de Kaia Jordan Gerber, la hija de la supermodelo de los años 90 Cindy Crawford. La bella joven tiene 14 años, pero ya lleva unos cuantos realizando producciones de moda para grandes marcas como Ralph Lauren o Alexander Wang, firma de la que es imagen para esta temporada SS 2016.

Kaia acaba de firmar un contrato con la exclusiva agencia IMG Models, que cuenta en sus filas con tops como Gisele Bündchen o Miranda Kerr. Además, este mismo mes, la niña y su madre protanizan su primera portada juntas para Vogue París, una portada sin duda muy especial y en la que podemos ver que Cindy, que acaba de cumplir 50 años, sigue tan espectacular como hace 20 años. Sin duda, la belleza es genética y se hereda... al menos en estos dos casos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin