Actualidad

Los Borbones reaparecen después de la humillación de la infanta Cristina

  • Los reyes, doña Sofía y los Zurita vuelven a la vida pública

Como caracoles de sangre azul que salen a comer después de la lluvia, los Borbones 'sacaron sus reales cuernos al sol' -es un decir- después de la tempestad mediática protagonizada por la infanta Cristina y su marido desde el banquillo mallorquín.

Un día después de que la infanta Cristina terminara su comparecencia ante el tribunal del caso Nóos en Palma de Mallorca, la reina doña Sofía, como ya adelantó Informalia, abandonó su extraño y misterioso retiro que la apartó voluntariamente varias semanas de la vida pública. La primera aparición de la reina emérita fue para mezclarse con la gente corriente en una de las manifestaciones religiosas más populares de España, la visita al Cristo de Medinaceli que se reúne a miles de personas los primeros viernes de mes en Madrid. Los devotos de esta tradición hacen cola durante horas para besar los pies de la figura del Cristo y pedirle algún imposible que la vida corriente no es capaz de satisfacer.

Doña Sofía fue recibida con vivas espontáneas y calor popular. Es el único miembro de la Familia Real que conserva intacto el respeto y el cariño de la gente de la calle.

La reina respondió con simpatía al cariño de los madrileños pero sólo saludó a otro devoto visitante, Alfonso Díez, duque viudo de Alba, con el que compartió alguna confidencia al oído. Terminada la comparecencia judicial de Cristina de Borbón, los reyes Felipe y Letizia, también volvieron a la calle, donde hasta ahora sólo habían estado en actos oficiales y viendo alguna película.

Los reyes no quisieron perderse la actuación de Les Luthiers y ocuparon sitios bien visibles en las butacas del Barclaycard Center, el antiguo Palacio de los Deportes, sonrientes como no se les veía desde hace semanas y charlando con los espectadores que se sentaban alrededor.

Este domingo, doña Margarita de Borbón, hermana del rey Juan Carlos, celebró su 77 cumpleaños en el restaurante El Paraguas, uno de los favoritos del rey emérito, situado en la calle Jorge Juan de Madrid, a pocos pasos del domicilio madrileño de la infanta y su marido, el doctor Carlos Zurita. La acompañaron sus hijos Alfonso y María, su hermana doña Pilar y sus sobrinos Simoneta y Fernando Gómez Acebo. Los Zurita, que no asistieron una semana antes a la boda de Beltrán Gómez Acebo en casa de la infanta Pilar, no se perdieron en cambio esta otra celebración familiar .

Cristina de Borbón no volverá a sentarse en la sala del juicio en Palma hasta el mes de junio. Parece que ahora su familia ya no tiene que esconderse para evitar vergüenza pública y las preguntas incómodas.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

CARLOD RAMO
A Favor
En Contra

y las humillaciones de Letizia al rey , con el pasado que tiene que me decis HIPOCRITASC

Puntuación 3
#1