Actualidad

Cristina de Borbón: semana de justicia, angustia, vergüenza y cena secreta

  • Los peores días de la hermana del Rey

Tanían la vida resuelta pero querían más: pagaban con dinero público, obtenido por no hacer nada, libros, viajes, vinos, cursos, vestidos. Y eso no les deja bien. El palacete de Pedralbes (9 millones con la reforma, incluida una supuesta donación de donJuan Carlos de 1,2 millones), hoy vendido y medio derruido, es junto con la cara desencajada de la infanta en el banquillo, el símbolo del fin de una era. Sin embargo, a pesar de todo, Cristina e Iñaki siguen saliendo a cenar con el matrimonio Torres, su ex socio.

Las muy incómodas preguntas de la abogada de Manos Limpias en el Caso Nóos, Virginia López Negrete, no encontraron respuesta alguna en la infanta Cristina, pero se convirtieron por sí solas en un acta de acusación devastadora, mediática: pocos dudan ahora de que hay causa en este proceso. La exposición de los correos electrónicos en los que se intercambiaban información los cónyuges y demás personajes generaban una sensación de vergüenza ajena espeluznante. Era conocida esa versión según la cual Cristina -entonces empleada de La Caixa- firmaba y no se enteraba de nada pero estos días ha sido un shock escucharlo de sus labios, con ese rostro desencajado de una hija de rey, de la hermana del Rey.

En la semana del amor, en el que una mujer de sangre muy azul apoya a su denostado esposo caiga quien caiga, el banquillo del Caso Nòos se ha convertido en retrato fiel del descrédito institucional: la hija de un rey y el yerno del emérito se incorporan a la procesión.

La infanta Cristina, una paria para algún miembro de su familia,  se ha unido al grupo de su marido, su ex socio, y a algunos de los máximos responsables de las administraciones públicas que 'financiaron' el expolio presuntamente avalado y asesorado con la familia del Rey. La imagen de doña Cristina (antes solíamos llamarla así) es hoy en el mejor de los casos el de una ciudadana que ejerce su derecho a no contestar a más preguntas que a las que formula su abogado, lo cual le permite declarar con entrenamiento y seguridad, según un guión estudiado.

En una situación de extrema tensión como ésta, es muy importante evitar errores. Sin embargo, la cara de la hermana de Felipe VI ante la cámara es la de un rostro herido, espejo de una angustia inmensa y continuada, consecuencia de la pesadilla a la que se enfrenta.

La abdicación preventiva de su padre en junio de 2014 fue solo el capítulo uno -histórico- de esta novela basada en hechos Reales: don Juan Carlos, suegro de Urdangarín, asumió la responsabilidad con la antelación suficiente a este espectáculo que un monarca no hubiera podido soportar desde el ejercicio de su cargo, aun no estando directamente implicado, independientemente de que el Rey, como figura inviolable por ley, no habría sufrido en ningún caso pena de banquillo, aunque sí de 'telediario'.

La estrategia de defensa de la infanta, apoyada en el perjudicado directo (la Hacienda pública) y en la fiscalía, se resume en que no hubo dolo porque ella fue socia pero no administradora: el mantra es que su presencia en Aizoon es simbólica. Igual que su marido, Cristina afirma ante las magistradas que todo lo supervisaba la Casa Real. Pocos dudan de que ningún poder público se hubiera sentado siquiera a hablar y no digamos a darle dinero a Iñaki Urdangarín si no hubiera estado casado con la hija del Rey. Ya lo dijo Jaume Matas: "Siendo el yerno del Rey, cómo no se lo íbamos a dar". En Valencia y en Madrid pasaba lo mismo que en Baleares.

Así pues, el torpedo va dirigido ahora al secretario de la infantas, Carlos Revenga, despedido de Zarzuela, vendedor de pisos para sobrevivir, y que declarará pronto como testigo después de que se anulara su imputación. 

La infanta en su propio GH VIP

La demoledora escena de la infanta ante el banquillo tiene dos planos principales: por delante, con esa cara desencajada que llora sin lágrimas; y otro declarando de espaldas, con el retrato de su hermano enfrente, el Jefe del Estado. A la vez, el sonido -las palabras- retratan al otro rey, hoy emérito. Por ejemplo, cuando se habla del correo de Iñaki a su suegro pidiéndole apoyo para el asunto del Valencia Summit, un correo no admitido como prueba pero sí exhibido, una mácula que no se olvidará y que afecta a la imagen de la Corona en cualquier caso y a pesar de los cortafuegos activados, con independencia del resultado de la sentencia.

La infanta ya ha perdido este juicio, aunque salga absuelta: porque ni la fiscalía  ni Hacienda la acusaron de los dos delitos fiscales, los mismos por los que Manos Limpias le pide ocho años. La fiscalía sí la acusa sin embargo de haberse lucrado con el presunto expolio. Recordemos la retahíla de gastos que se conocen.

Pero al margen de la cara de pena y angustia, ha trascendido que Cristina e Iñaki han cenado en Palma esta semana con sus socios del Instituto Nóos: Diego Torres y Ana María Tejeiro, con quienes parece que han recuperado la relación de amistad entre ambos matrimonios tras los enfrentamientos que mantuvieron durante la instrucción del juicio.

Puede que la estrategia común para salvar a sus mujeres y derivar responsabilidades legales en el ex secretario de Nóos y cuñado de Torres, Miguel Tejeiro, haya hecho resurgir su antigua amistad.

La cena se celebró en la casa que Xisco, amigo de Torres, tiene en el Paseo Marítimo de Palma de Mallorca. Con amistad recuperada o sin ella, tanto los Urdangarín como los Torres han coincidido en sus declaraciones en que Casa Real conocía las prácticas de Nóos. "Yo no daba un paso en mi vida sin consultar con el señor García Revenga", aseguraba Iñaki Urdangarin. "Jamás se hizo nada sin haber informado a Zarzuela", dijo en su día su socio en Nóos. Sálvese quien pueda.

comentariosicon-menu4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

jeje
A Favor
En Contra

Sinvergüenza.

Puntuación 17
#1
Aristí²til el jove
A Favor
En Contra

Pero, el dinero no era para una fundación de niños pobres?

Estos los trincan, y estos se lo comen.

Puntuación 14
#2
Evaristo
A Favor
En Contra

En otra época y lugar, la cuchilla hubiera corrido su recorrido hasta el final, incluso a los que no están, para zanjar la cuestión. Claro, esta es la época del pasteleo y ya sabemos todos para que sirve.

Puntuación 12
#3
CORRUPCION REAL
A Favor
En Contra

YO NO PUEDO LLEGAR A ENTENDER COMO EN ESPAÑA LAS SANGUIJUELAS NO VAN A LA CARCEL.

Y NO LO ENTIENDO DESDE EL PUNTO DE VISTA DE LA VERGUENZA AJENA QUE DEBEN DE SENTIR LOS JUECES QUE LAS JUZGAN, PUES A LA MISMA VEZ, SON JUECES Y DELINCUENTES.

CHUSMA DE JUECES Y FISCALES, CHUSMA DE POLITICOS, CHUSMA DE FIGURAS REPRESENTATIVAS DE LA MONARQUIA...DEMASIADA CHUSMA Y ADEMAS, LA MAS DAÑINA.

Puntuación 6
#4