Actualidad

Alfonso Díez y Eugenia, primeras visitas para Cayetano Martínez de Irujo

  • El conde de Salvatierra fue operado este miércoles

El viudo y la hija de la duquesa de Alba se han trasladado a la Clínica La Luz para visitar al duque de Arjona, que fue operado este miércoles por tercera vez en tres meses debido a una oclusión intestinal.

Cayetano Martínez de Irujo se recupera de la intervención quirúrgica a la que fue sometido este miércoles en la Clínica de la Luz de Madrid, la tercera ya en tres meses. Tras ser operado, el conde de Salvatierra fue trasladado a planta, donde este jueves ha recibido las primeras visitas, la de Alfonso Díez y la de Eugenia. El viudo de la duquesa de Alba, que mantiene una buena relación con el hijo pequeño de Cayetana, se ha personado en el centro a media mañana. Con semblante algo serio, el funcionario ya jubilado no ha querido hacer ninguna declaración.

Unas horas después, era su hermana Eugenia la que llegaba al hospital para arropar a Cayetano. Ella también hacía su entrada con semblante serio, oculta bajo unas gafas de sol a pesar de que el día era bastante gris y tampoco ha querido hacer ningún comentario acerca del estado de salud de su hermano.

Este miércoles, el conde de Salvatierra volvió a ponerse en manos del doctor Enrique Moreno para cerrar la ileostomía que le dejó su última intervención, el pasado mes de noviembre. Cayetano sufrió una severa obstrucción intestinal y tuvo que ser operado de urgencia en Sevilla, ciudad en la que se encontraba por motivos laborales. Una intervención sin éxito que le obligó a trasladarse a Madrid para entrar de nuevo a quirófano, esta vez con el doctor Enrique Moreno, una eminencia en el campo de la cirugía gastrointestinal. Desde entonces, Cayetano ha vivido con un trozo de intestino fuera de su interior y que actuaba a modo de drenaje, algo necesario para su correcta recuperación pero muy incómodo en el día a día, según declaró él mismo. La intervención de este miércoles tenía como objetivo cerrar definitivamente esa parte para que el duque pudiera recuperar la normalidad. Una operación sencilla y sin complicaciones que él ha afrontado con mucha tranquilidad, tal y como confirmaba hace unas semanas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin