elEconomista.es

Kiko Rivera: su obesidad le pasa factura

27/01/2016 - 17:24

El sobrepeso que sufre el hijo de Isabel Pantoja tiene terribles consecuencias para el Dj: sus médicos le ha diagnosticado diabetes ha tenido que suspender su inminente gira mexicana. La gota, otra consecuencia de su obesidad y estilo alimentario, ya le ha obligado a cancelar varios conciertos.

La obesidad de Kiko Rivera no es cosa de broma: el hijo mayor de Isabel Pantoja se enfrenta a un serio problema de salud que no es más grave porque aún es joven: el 9 de febrero cumple 32 años. Aun así, Kiko, que apenas mide un metro y setenta centímetros, sobrepasa con creces los 100 kilogramos de peso. Las consecuencias de semejante exceso no se quedan en una imagen más o menos favorecedora: Kiko padece diabetes y gota. La situación es lo suficientemente seria como para que los médicos le hayan aconsejado que suspenda la gira que tenía prevista en México porque le recomiendan reposo debido a su estado.

La revista Diez Mintos asegura que si el hijo de Isabel Pantoja no se toma estas recomendaciones en serio los problemas de salud del Dj podrían agravarse. Como consecuencia de su obesidad también sufre problemas de gota que le han obligado a cancelar conciertos en alguna ocasión, tal y como él mismo ha comunicado.

Tal vez ahora el hijo de Isabel Pantoja cumpla viejos propósitos que hizo publicos en el pasado, como el de despojarse de sus kilos de más. Hace un tres años, Kiko Rivera confesó que quería lucir una nueva imagen y hasta aseguró que había llegado el momento de trabajar duro para conseguirla. De hecho, llegó a contar con la ayuda de un entrenador personal también amigo del DJ. Poco tiempo le duró la buena voluntad: aunque empezó a sudar la gota gorda, no logró esculpir su anatomía para librarse de los kilos y volver al peso que lució tras su estancia en Supervivientes, hace ya cinco años.

Kiko no ha tenido hasta ahora éxito en sus 'operaciones bikini', y no ha podido seguir así los pasos de su ex. La transformación de Jessica Bueno, orquestada por la agencia View Manegement, que también representa a Eugenia Silva, Ariadne Artiles o Malena Costa, entre otras modelos, fue muy comentada. La sevillana siempre ha recuperado tras sus embarazos la figura y está incluso mejor que nunca.

Muchos no lo recuerdan pero Kiko, a pesar de no lucir una figura esbelta, llegó a ser contratado en 2013 como imagen del producto farmacéutico Cardo Mariano, que ayuda perder peso. Según se publicó entonces en El Mundo, Kiko se embolsó 15.000 euros por dos horas ante los medios.







Comentarios 0