Actualidad

Francisco Rivera, el empecinado: no es la primera vez que tiene problemas por mezclar hija y toros

  • Torea con su hija de cinco meses en brazos

Francisco Rivera ya se las tuvo hace años con Eugenia Martínez de Irujo cuando mezcló toros e hija y la hija de la duquesa de Alba le prohibió que exhibiese a Tana en las plazas.

Fran Rivera no escarmienta. Este lunes, su imagen de frente a una vaquilla con su hija Carmen de cuatro meses en un brazo mientras coge el capote con el otro ha colapsado las redes sociales con durísimas críticas al torero.

Ha sido tachado de irresponsable incluso por los aficionados a los toros; otros le reprochan la utilización de un bebé, al que en opinión de muchos, pone en peligro o expone sin pudor alguno, alguien que ha puesto demandas o ha exigido siempre a la prensa privacidad y anonimato para sus hijos menores.

El mundo entero criticó a Michael Jackson en 2002, cuando balanceó ante sus seguidores por un balcón del hotel Adlon de Berlín a su hijo pequeño Prince Michael II de menos de un año. Las críticas fueron muy duras contra el cantante americano que acabó pidiendo perdón "por su terrible error". Fran Rivera no sólo no se disculpa sino que está encantado con su hazaña y argumenta que torear con un niño en brazos es tradición en su familia.

Este empeño de mezclar hijos y toros le costó un grave enfrentamiento con Eugenia Martínez de Irujo su ex mujer, con la que tenía relaciones cordiales después de su divorcio. Hasta que en 2008 Francisco dio la vuelta al ruedo en la plaza de Estepona con la pequeña Cayetana de 9 años. La pequeña llevaba la montera de su padre en una mano y la otra agarrada al torero, una escena que captaron fotógrafos y cámaras de televisión de toda España.

Eugenia le prohibió terminantemente exhibir a la niña en las plazas de de toros y que la llevara a presenciar las corridas donde toreaba su padre. La hija de la duquesa de Alba quería evitar que su hija pudiera traumatizarse si un día presenciaba una cogida de su padre. O incluso algo peor, pensando en cómo perdió la vida Paquirri, el abuelo de Tana, que fallecíó por una cogida mortal en Pozoblanco.

Pero Francisco hizo caso omiso de las advertencias de su ex mujer y volvió a invitar en 2012 a su hija a la plaza de Boadilla del Monte en Madrid, acompañada de Lourdes Montes, por entonces todavía novia de su padre.

En esta ocasión, la actual esposa del torero ha dado su pleno consentimiento a que la pequeña Carmen Rivera empiece ya a pisar la arena mucho antes de empezar a andar.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin