Actualidad

La noche en la que Isabel Presyler y Ada Colau charlaron como amigas

  • La alcaldesa de Barcelona y la novia de Vargas Llosa, en el homenaje a Carmen Balcells

Mario Vargas Llosa quiso que Isabel Preysler le acompañara la noche de este martes a Barcelona, donde toda la intelectualidad catalana, artistas y representantes políticos se dieron cita en el Palau de la Música, para rendir tributo a Carmen Balcells, fallecida el pasado mes de setiembre. El acto propició el encuentro entre la alcaldesa de la ciudad y la reina de corazones. La presencia de la novia de Vargas Llosa causó un enorme revuelo a su llegada entre la prensa. En la imagen, el director del Palau recibe a Mario Vargas Llosa y su pareja.

Balcells fue la agente literaria de los escritores en español más importantes de mediados del siglo XX, desde Gabriel García Márquez a Mario Vargas Llosa, Eduardo Mendoza, Manuel Vázquez Montalbán o Juan Goytisolo. Álvaro Vargas Llosa, el hijo del escritor que comprende, respeta y apoya la relación de su padre con Isabel Preysler, también estaba junto al premio Nobel y su pareja. La alcaldesa de Barcelona Ada Colau participó en el homenaje y hasta charló amigablemente con Isabel y Vargas Llosa. La opción política de Preysler, según comentó hace semanas, se sitúa más a la derecha, cerca de los Ciudadanos. "Me gusta Albert Rivera", dijo Isabel. Sin embrago, la alcaldesa de 41 años (cumple 42 en marzo) y compañera de partido de Pablo Iglesias departió amigablemente con la socialité, de 64, aunque probablemente su conversación tuvo menos que ver con política y más con la figura de Carmen Balcells y la literatura.

Desde que empezó su relación en abril de 2014, Isabel ha querido acercarse al mundo intelectual de este último amor de su vida. Ha leído todas sus novelas y ahora , según declaró recientemente, intenta empezar con sus ensayos. El discurso de Vargas Llosa en el escenario del Palau, fue tan brillante como lleno de emoción: "Carmen querida, Mamá Grande, amiga, descansa en paz". Y añadió que ella fue la que atrajo a los escritores a la Barcelona de los años 70 y 80, y convirtió a la Ciudad Condal en la capital de la literatura latinoamericana. Y que bajo la protección de esta mujer honesta, practica y soñadora, cambiaron las reglas del juego de los antiguos editores, aquellos que imponían a los autores prácticas poco menos que esclavistas. "Que ha tenido la mala idea de haberse ido en estos días turbios, tan difíciles, en que su experiencia, sabiduría y genio nos hubiesen ayudado a ver más claro", digo el peruano, que calificó a Balcells como la "persona más generosa" que jamás había conocido.

El expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall estuvo en el acto; así como los hijos de Gabriel García Márquez, Gonzalo y Rodrigo García Barcha, la hija de Juan Marsé, Berta Marsé y el actor Juanjo Puigcorbé.

El Memorial Carmen Balcells empezó con la interpretación de My way a cargo del tenor Antonio Comas, a la que ha seguido la glosa de la agente a cargo de Carme Riera.

Riera, al igual que vargas Llosa, recordó "su generosidad infinita" y ha dicho que los escritores siguen notando sus "milagros" comprobando que cuando firman un contrato tiene fecha de caducidad sin cláusulas draconianas.

Gonzalo García Barcha (el hijo de Gabo) leyó un fragmento de 'Memoria de mis putas tristes', acompañado al celo con Luis Heras; mientras que su hermano Rodrigo García Barcha recordó a la agente literaria como "una persona indefinible" que marcó su infancia y juventud. Joan Manuel Serrat interpretó a pesar de una evidente afonía Paraules d'amor. Después, los familiares y compañeros de Barcells despidieron a la agente.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin