Actualidad

El hijo de Nicolas Sarkozy, cansado de los que le llaman "gordo"

  • Tras subir una foto junto a Cara Delevigne

No le ha temblado el pulso a Louis Sarkozy para contestar en las redes sociales a sus seguidores, quienes le echaron en cara que había ganado unos kilos tras subir una foto junto a la modelo Cara Delevigne.

En dicha imagen, el joven de 18 años no salía muy favorecido, ya que el ángulo al tomar la fotografía y su anorak no jugaban a su favor. "Me veo horrible", escribió el propio Louis a continuación, consciente de que no era su mejor foto.

A raíz de la instantánea, sus seguidores de Instagram comenzaron a meterse con su físico, llamándole "gordo". Estas acusaciones encontraron la respuesta del hijo del expresidente francés, quien decidió publicar un 'selfie' demostrando que de obeso no tiene nada. "Aquí tenéis, para demostraros que no soy un obeso y que todo es culpa de la foto", concluyó el joven.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin