Actualidad

La abuela de doña Letizia fue Reina Maga en 1987

  • Oviedo se adelantó a la medida de Manuela Carmena

La medida impuesta por Manuela Carmena acerca de que los Reyes Magos tradicionales estén representados por mujeres ha traído multitud de críticas hacia la alcaldesa de Madrid, pero la ex jueza no es la primera que propone este radical cambio. Oviedo se le adelantó. Corría el año 1987 cuando Antonio Masip, entonces alcalde de Oviedo, y Covadonga Bertrand, de la Concejalía de Turismo, optaron por tomar esta determinación. Lo curioso es que una de aquellas Reinas Magas fue Menchu Álvarez del Valle, la abuela de doña Letizia.

"En realidad, se le ocurrió a Covadonga", explicaba ayer Masip en El Comercio. Por supuesto, él aceptó encantado la propuesta de que Sus Majestades los Reyes Magos de Oriente tuviesen en la cabalgata de aquel 87 rompedor tres ayudantes femeninas. Por aquel entonces, Menchu era locutora de Radio Cadena Española y le correspondió el papel de Melchor con su poblada barba blanca.

Las otras dos elegidas fueron Ana Sofía Noriega, también de Radio Cadena Española, que fue Gaspar, y María Alzira Rolland (Baltasar), una de las voces más populares de RNE, que recuerda que "aquello fue maravilloso" y rememora que "el problema eran las voces, que además eran muy conocidas", por lo que ella simuló "que estaba enferma para no hablar".

Por contra, "Menchu y Ana Sofía hablaron por los codos, hablaron por ellas y por mí", declara Rolland, al tiempo que también alude a la controversia que se formó en la época entre detractores y entusiastas de las tres reinas: "Se había montado un jaleo terrible", relata en El Comercio.

"Decían que no había derecho, que era robarles la ilusión a los niños. Unos decían que sí, otros que no y a mí me entrevistaron incluso desde Alemania. Pero lo cierto es que no pasó nada. Aquellos pequeños tenían unas caras de encanto increíbles sentados sobre nuestras rodillas. Estaban tan felices que no se enteraban de nada", explica la locutora de RNE.

A pesar de que la medida salió airosa y no hubo nada que lamentar, no volvió a realizarse: "Y, a pesar de que todo salió a la perfección y de que se demostró que éramos bastante adelantados para la época, aquello no se hizo más", reflexiona el propio Masip.

Años después, la controversia es la misma. Mientras Marta Gómez Lahoz, concejala de Ahora Madrid, asegura que "en ningún momento el Ayuntamiento ha querido cambiar la historia de los Reyes Magos", Esperanza Aguirre lo tiene claro: "Soy partidaria de la paridad, pero no de las paridas", concluye.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin