Actualidad

Sergi Arola: "Estoy grabando un disco y Silvia Fominaya me inspira"

  • El cocinero cambia la sartén por la guitarra

Después de triunfar en los fogones, se propone seducir ahora con la música. El chef barcelonés se encuentra grabando un disco como vocalista y guitarrista de un grupo que se llama 'Joe Rey' y en el que también está su hermano Natxo. Y como no hay nada como el amor para inspirarse y escribir canciones, Sergi (47) tiene la explosiva Silvia Fominaya (40) como musa. De sus nuevas dotes artísticas y de sus planes con la televisiva madrileña, el cocinero atiende a Informalia en su restaurante, situado en la calle Zurbano de la capital.

¿Qué tienen los cocineros que acaparáis ahora tanta atención?

Es muy fácil. ¿Cuántas veces comes al día? Tres. ¿Cuántas veces te vistes al día? Y si sabes quién es Armani, ¿entonces por qué no vas a saber quién es Adrià? Esto es una cuestión de interés. No es que las teles hayan creado una moda por la cocina. Las teles ven que hay un interés por la cocina y empiezan a sacar programas. Si mañana hay un interés por romper cristales de los coches, harían un programa de eso.

¿Participarías como jurado en alguno de estos programas?

Me interesa más como conductor. De jurado que haga otro. Por ejemplo, me apetece hacer un programa con Silvia Fominaya. Eso sí que me apetece. Además, la química que tenemos entre los dos es la caña. Yo ya hice un programa. Antes que Chicote, hice La cocina del infierno y nos dieron hostias hasta en el carnet de identidad. Pero no era el momento. Hoy en día se entiende de otra manera. Ahora sale Chicote diciendo que algo es una mierda y no pasa nada. Nosotros nos cagamos en no sé quién y fue como 'Joder, qué fuerte'. Fíjate lo que ha evolucionado todo en siete u otro años.

Ya que mencionas a tu pareja, ¿qué tal estás con Silvia?

La verdad es que yo soy muy feliz.

¿Qué novedades hay en tu relación estas Navidades? ¿Os iréis a vivir juntos?

No hay ninguna novedad. Ella vive en Vigo y yo en Madrid, pero nos veremos estas Navidades, por supuesto.

¿Y una futura boda para el 2016?

Ella sigue casada.

Tu compañero, David Muñoz, también lo estaba hace un par de meses y fíjate qué sorpresa.

Él y Cristina Pedroche lo hicieron muy rápido. Pero no creo que haya boda para el 2016. En estas circunstancias, lo único que quiero es apoyar a Silvia al máximo y me apetece que recupere su carrera profesional. En eso tiene mi absoluto apoyo. Yo quiero que vuelva a televisión y que vuelva a ser ella.

Tú le has dado una estabilidad después de lo que vivió Silvia (en su divorcio de Pablo Alfonso González constan varias denuncias por malos tratos).

Me ha dado más ella a mí que yo a ella. Silvia y yo nos retroalimentamos. Hay un flujo en ambos sentidos que es lo que crea ese karma y esa magia especial entre ambos.

Te preguntaría si piensas en hijos con ella, pero ya confesaste hace unos meses que tiene hecha la vasectomía.

Silvia ya tiene dos y yo tengo dos. Yo tengo 47 años y ya dije que nunca sería un abuelo de mis hijos. Yo tengo una de 16 años y otro de 12.

¿Cómo ven tus hijos a Silvia?

Ahora mismo los que importamos somos, sobre todo, Silvia y yo. Luego los críos de Silvia son más pequeños y hay que ir con más tiento. De verdad, mi vida ha cambiado por completo desde marzo. Ella me ha devuelto la ilusión por luchar, por vivir?

Siendo tan explosiva, ¿te esperabas que fuera así?

Es maravillosa, de verdad. La gente conoce la faceta explosiva. Yo conozco la tierna y es una madraza.

Ojo, que tener una pareja explosiva tampoco está nada mal.

Sí, pero esa Silvia que la gente recuerda de Crónicas Marcianas o de las revistas es distinta a lo que es por dentro. Tiene una ternura y una magia? He estado enamorado de todas mis parejas, pero no he conocido a nadie como Silvia.

¿Es la definitiva?

Espero que sí. También se lo tienes que preguntar a ella (se ríe).

Entre todos los proyectos que tiene para el año que viene, está un disco.

Estoy trabajando en ello. El último trimestre voy tan de culo, que hasta enero lo único que me planteo son los viajes que tengo que hacer. Pero canto, toco la guitarra y compongo con el grupo que tengo con mi hermano, que se llama 'Joe Rey', como la canción de los 'Fountains Of Wayne'.

Por su imagen, la música será rock.

Pop rock, sí. Desde que empecé a salir con Silvia me ha inspirado muchísimo. Las últimas canciones que he escrito están claramente inspiradas en ellas.

¿Te has animado a grabar un disco por Silvia?

Ya tocaba antes, pero hay un cambio de actitud. Lo que me ha dado Silvia son las ganas de pelear como un loco. Todo lo que me inspira ella es ternura, es positivo. 

¿Cuándo saldrá este trabajo?

Me gustaría tener algo palpable la próxima primavera. Ya hemos hecho algún conciertillo.

Sorprende esta nueva faceta.

Toqué con Miguel Bosé seis veces en la gira 'PapiTour' y la gente me vio. Como decía John Miles, la música fue mi primer amor y será mi último amor.

Como barcelonés que eres, ¿cómo te ha afectado todo lo que está sucediendo en Cataluña ahora?

No entiendo una mierda. La respuesta es que no lo entiendo. No me afecta porque, afortunadamente, creo que la gente es más madura de lo que los propios políticos se creen. Me parece todo surrealista.

Algunas empresas prevén trasladar sus bases fuera de Cataluña.

Es que no ha pasado nada y nadie te puede asegurar que vaya a pasar algo. La prioridad de la gente en Cataluña no es la independencia, sino de una serie de personas. 

Lo dices tú que presumes de ser muy catalán.

Soy catalán y español y no hay ningún problema.

Si los cocineros como usted regentan restaurantes que no están al alcance de todos, ¿cómo se puede sacar una gama de productos ?gourmet? a precios tan asequibles como la que acabas de sacar con Lidl para estas Navidades?

Es que no tiene que ver una cosa con la otra. El problema fundamental de los restaurantes gastronómicos es toda la inversión. Luego que el personal que tenemos es muy cualificado, no podemos hacerlo con un personal medio.

Supongo que la gente de la calle te comentará los elevados precios de los restaurantes.

(Se exalta) Yo tengo este restaurante donde comes por 150 euros, pero es que en la planta de abajo comes por entre 13 y 25 euros. Luego está 'Be Cool' en Huertas, que comes por 23 euros; y 'Pollo Loco', donde comes por el mismo precio del asador de Carabanchel, a 8,5 euros. Pero, ¿por qué no pones los Ashton Martin a un precio para que yo pueda comprarlo? Hay una cosa que se llaman costes. Cuando tú ves la estructura de costes de mi restaurante, lo que yo le pago al personal, las retenciones, lo que cuesta cada plato o cada silla? Ya no te hablo de experimentar, sino de coste operativo? Muchas veces se habla de los restaurantes gastronómicos como? Si otro es capaz, que cocine y que enseñe cómo se hace.

No te enfades conmigo, por favor.

Es que muchas veces se peca de demagogia. No es que seamos caros, somos muy baratos porque realmente gano mucha más pasta vendiendo pollos o en un restaurante como 'Be Cool' que con éste. Pero de aquí a Lima. No es que me enfade, es que son preguntas demagógicas. ¿Y por qué los políticos no bajan los impuestos? Pues porque no pueden, no porque no quieran. Hay una generación que es la mía que es la primera generación de un ámbito profesional competitivo de este país que es capaz de hacer, como David Muñoz, un tres estrellas a 200 pavos y un restaurante en la planta de arriba de un Corte Inglés a 30. También están Quique Dacosta, Dani García, Paco Roncero, Joan Roca con el Rocambolesc y nosotros con 'Be Cool'.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin