Actualidad

Charlie Sheen: un amigo intentó beber su sangre contagiada

  • Durante una fiesta sexual con actrices porno

Desde que el actor reconoció que es portador del VIH, sus aventuras sexuales ocupan gran parte de las webs, revistas y periódicos de todo el mundo. La última de sus 'hazañas' conocida tuvo lugar durante una fiesta sexual en 2012 con actrices porno y algunos de sus amigos.

En pleno éxtasis, Charlie Sheen tuvo la 'brillante' idea de jugar con unos cuchillos que, casualmente, había por la habitación. En uno de sus peligrosos juegos, el protagonista de Dos hombres y medio se rajó la pierna, originando un gran charco de sangre "que cubrió la alfombra y un Ipad", según revela Steve Han, mano derecha del actor, a The National Enquirer.

En aquel momento, uno de los participantes de la fiesta se lanzó a beber la sangre derramada. Rápidamente, Sheen, que iba "muy drogado", le gritó que no tocara su sangre ya que estaba contagiada, algo que el propio intérprete conocía desde 2011.

Desde ese momento, Charlie Sheen no volvió a hablar del tema, hasta que reveló a su buen amigo Han la enfermedad que padecía, ya en la Año Nuevo de 2013: "Soy positivo, me lo dijo muy normal, pero me reconoció que la había cagado", rememora Steve Han al medio.

A partir de la confesión, Han siempre veló por la salud de su jefe, haciendo que se tomara las pastillas necesarias para salvar su vida. El actor odiaba este régimen diario, a pesar de su importancia, por lo que "muchas veces tenia que metérselas en la boca".

Sobre sus orgías, su asistente personal revela: "Había estrellas del porno, a veces cuatro a la vez,". Además, Steve cuenta que se gastó para su jefe 200 dólares en docenas de botellas de ungüento curativo Aquaphor, sin embargo, Charlie Sheen lo utilizaba como lubricante sexual: "Las chicas estarían cubiertos de pies a cabeza en él".

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments