Actualidad

Ana Milán y Fernando Guillén se separan

  • El actor ya ha abandonado el domicilio conyugal

Apenas 15 meses después de su enlace y tras multitud de declaraciones públicas presumiendo de amor, han decidido poner punto y final a su matrimonio.

Siempre nos han sorprendido, desde que se dio a conocer la noticia de su romance o cuando celebraron un boda íntima el 23 de julio de 2014 en Florida. De momento, el hermano de Cayetana Guillén Cuervo ya ha abandonado el domicilio que compartía con la actriz en Madrid y se ha mudado a otro cerca de la zona, ya que su hijo, fruto de su unión de 14 años con Elena González, va al colegio cerca.

Ambos presumían de ser una pareja enamorada y compenetrada en cada una de sus apariciones públicas, y las muestras y declaraciones de amor se sucedían. Pero el "cuento de hadas" en el que vivían, como describía Ana, en una entrevista, ha llegado a su fin. En sus declaraciones la actriz de Cámara Café decía: "Nos llevamos muy bien, incluso cuando nos llevamos mal. Sabemos discutir. Yo soy más social y Fer es la alegría de la casa", mientras él aseguraba: "Yo empecé a trabajar en este teatro de Bellas Artes con 18 años, y luego ocurrió el hecho más importante de mi vida: conocer a Ana".

Formaban, aparentemente, una pareja perfecta junto a los hijos que ambos aportaban a la relación. La alicantina, a Marco, de 14 años, nacido de su relación con el cantante Paco Morales, y Fernando  a Manuel, de 13 años. Los niños mantienen buena relación como aseguraba Milán: "Se llevan como hermanos, a veces bien y a veces mal. Nos sentimos orgullosos de que se quieran mucho. Son dos hijos únicos y se han hermanado. Marco ejerce una labor protectora, de mayor, y Manuel, que es como su padre, todo corazón e imaginación, calma mucho a Marco. Es muy bonito verlos juntos". El pasado mes de agosto disfrutaron de unas vacaciones en Disneyland París junto a Manuel.

El trabajo fue la Celestina de su amor. Se enamoraron trabajando en la obra de teatro Wilt. El crimen de la muñeca hinchable, con la que debutaron en Madrid en octubre de 2012, y tan sólo dos meses después les podíamos ver caminando de la mano. Su éxito personal y profesional les llevó a repetir aventura el pasado mes de enero con El diario de Adán y Eva.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments