elEconomista.es

Hollande evita que su traición amorosa sea llevada al cine

19/10/2015 - 10:00

Valerie Trierweiler quiso vengarse de la humillación pública a que fue sometida cuando su pareja, el presidente de la república gala, la abandonó para covertirse en amante de la actriz Julie Gayet. Lo hizo escribiendo la historia de su traición y del sufrimiento por el que pasó. El escándalo que conmocionó Francia fue plasmado en un libro escrito por la periodista de Paris Match y se convirtió en el más vendido del país vecino. No es de extrañar que tras el éxito Trierweiler haya recibido insistentemente ofertas para llevar su obra a la pantalla. Pero ella dice que "todo ha cambiado desde los ataques a Charlie Hebdo" y rechaza el escarnio que supondría para Hollande exponer ante Francia y el mundo unos hechos de los que tal vez podría avergonzarse y que -por qué no decirlo- podrían desintegrar las posibilidades que le quedan al socialista de seguir en el Elíseo tras las próximas presidenciales.

El proyecto cinematográfico de adaptar Merci pour ce moment (Gracias por este momento) ha nacido muerto. Valérie Trierweiler, ex novia del presidente francés, y autora de la obra, asegura que ha renunciado a llevar su best-seller a las pantallas debido a los acontecimientos sociales y políticos que han acontecido en su país y no ha vendido los derechos. "A pesar de que me han insistido no he querido venderlos", asegura la periodista que vivió en el Elíseo y ejerció como primer dama hasta que el presidente de la república la dejó por la actriz Julie Gayet.

Por otra parte, se ha publicado que al tratarse de un filme francófono precisaría pasa ser producido de financiación del Centro Nacional de la Cinematografía, un organismo que está dirigido por Fédérique Bredin, amigo y compañero de François Hollande y tutelado por Fleur Pellerin, ministra de Cultura del gobierno socialista. François Hollande y su dolorosa y violenta ruptura con Valerie no llegarán de momento al gran público, al menos no en forma de telefilme o película, y la carrera del jefe del estado para reconquistar su electorado no será perturbada al menos porque su criticada concucta sea carne de drama del celuloide. Por contra, Hollande continúa con su cambio de imagen pública de cara a los comicios en los que pretende renovar la confianza del pueblo galo: ha sustituido sus gafas y sus trajes. Algo es algo.







Comentarios 1

#1
19-10-2015 / 18:02
pat
Puntuación 0   A Favor   En Contra

No, no, no Frese des Bois, ça ce n'est pas bien... Julie devrait jouer le rol de Valerie