Actualidad

Chabelita Pantoja: verdades y mentiras de su adopción

  • El padre biológico se llama Juan Carlos Rodríguez Tintaya

La adopción de Chabelita Pantoja siempre fue complicada. Todo empezó en octubre de 1995 cuando Isabel cantaba en Perú y decidió ser madre de nuevo, adoptando una niña en aquel país.

El mánager peruano Domingo Castro Garanchena, que la contrataba para sus actuaciones y en quien Isabel confiaba plenamente, fue quien inició las gestiones. Castro tenía una estrecha relación con el todopoderoso Vladimirio Montesinos, la mano derecha del entonces presidente Fujimori y el personaje oscuro de un régimen autoritario y corrupto. La prensa sensacionalista peruana se hizo eco de la adopción, dada la fama de Isabel Pantoja, y lo llamativo del tema, y publicó el nombre de la niña asignada a Isabel Pantoja: Andrea Celeste, nacida en Cuzco a finales de 1995.

También publicó el nombre de sus padres biológicos: Roxana Giovana Luque Salca y Juan Carlos Rodríguez Tintaya. Una información que contradice en la actualidad las declaraciones de la supuesta madre a la revista Lecturas, donde Roxana asegura haber dado en adopción a su hija en solitario, ya que había sido abandonada por el padre, cuya identidad no desvela en ningún momento. Según la prensa peruana, en febrero de 1996, el Juzgado de familia requirió al padre de la niña para ratificar el abandono legal, pero Rodríguez Tintaya no compareció.

Meses después de haber formalizado los trámites legales, de visitar Perú en varias ocasiones y, finalmente, de convivir con la pequeña en un hotel durante un mes, la jueza Margarita Aguirre consideró que Isabel Pantoja era la madre legal de la pequeña. Celeste se inscribe por fin en el Registro Civil de Lima con el nombre de Isabel Pantoja Martín, el mismo nombre que Isabel Pantoja, como su madre legal.

En un acto de propaganda y autobombo, en mayo de 1996, Alberto Fujimori acompañó a Isabel Pantoja y a Chabelita al aeropuerto en su regreso a España y despidió a la madre y a la bebé al pie del avión.

La cantante María del Monte se convierte en madrina de la pequeña y forma con Kiko Rivera la nueva familia de la artista. Pero la calma familiar se rompe pocos años después. La amistad entre la tonadillera y María se enfría, al mismo tiempo que el diario peruano Hoy denuncia posibles irregularidades en la adopción de Chabelita. El periódico acusa a Isabel de trato de favor y cohecho en los trámites de adopción y asegura que Fujimori había acompañado a Isabel al orfanato para elegir a su futura hija. El nuevo amigo de Pantoja, Diego Gómez, empleado del casino de Torrequebrada, es su principal apoyo en esta nueva adversidad y es quien da la cara frente a esas informaciones: "No vamos a permitir que ningún medio de comunicación frivolice con este asunto", declaró. "Estamos hablando de una niña de seis años, feliz, con una madre que ojalá tuvieran muchos niños. La adopción se hizo por medio de todos los cauces legales y normales".

La investigación judicial puesta en marcha en Perú obligó a Isabel Pantoja a declarar en Madrid ante el juez español Guillermo Ruiz Polanco y el fiscal Jesús Alonso Cristóbal. La artista tuvo que responder a las preguntas enviadas por la fiscal peruana Juana Meza. Isabel aseguró que había adoptado a la niña en Perú porque en España les estaba prohibido adoptar a las viudas y porque le unían lazos sentimentales con un país por el que su marido, Francisco Rivera, Paquirri, sentía un enorme cariño y admiración. En cuanto a los supuestos pagos irregulares, dijo que ella sólo había desembolsado las tasas normales que implicaban los trámites de adopción y nunca los 80.000 dólares que, según el diario Hoy, habría pagado a Montesinos y a la fiscal general de la república Estado, Blanca Nélida Colón.

La artista negó conocer a Vladimiro Montesinos a pesar de que una tal Dora Beatriz Escudero, ex policía, chófer y guardaespaldas de Isabel Pantoja durante su estancia en Perú, aseguraba haber sido testigo de los sobornos. Los jueces desestimaron su testimonio por haber sido condenada con anterioridad por estafa. El Tribunal Constitucional de Perú dictaminó que no había pruebas contra Isabel Pantoja y que la adopción era legal.

"Me duele en el alma que mi hija, sin saber todavía la verdad de su corta vida, se pueda enterar de esto sin habérselo dicho yo antes", declaró Isabel al concluir la pesadilla.

Pero once años más tarde, Chabelita volvió a ser un problema. Embarazada de un novio que pocas madres querrían para su hija y después de una relación anterior con un joven de dudosa reputación, empieza a vivir su vida rechazando los consejos y recomendaciones de su madre, y se convierte en carne de platós de televisión. Y todo, mientras Isabel Pantoja afrontaba un proceso que la llevaría a prisión y a la ruina.

Pero la pesadilla no había terminado. La supuesta madre biológica de Chabelita aparece ahora para reclamar el cariño de su hija, convirtiendo sus lamentos en dinero contante y sonante. Ante la previsible conmoción por la publicación de la entrevista, Lecturas hizo esta semana una tirada de 350.000 ejemplares, según ha podido saber Informalia, y que se agotaron el primer día. Ahora, la madre negocia su presencia en un plató de televisión. ¿El siguiente será el padre que las abandonó?

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

De verdad todo me parece muy fuerte del tema de la hija de la Pantoja.

Hasta donde podemos llegar? donde esta o limite de la intimidad de cada uno? independiente de ser anónima o personaje publico?Creo que ser una persona publico no da el derecho a nadie hacer lo que están haciendo.haciendo. Telecinco esta desvelando todos los pormenores de la vida de la supuesta familia biológica de la niña, con que derecho?????Como que la periodista tiene el permiso y el derecho de enseñar la foto del hijo de la niña a esta supuesta madre?con que derecho? con que permiso?Si yo fuera la niña prepararía una demanda muy gorda a todos, tanto periodista cuanto a la cadena, por desvelar toda esta intimidad.La verdad que lo que estan haciendo es digno de pena y vergüenza a una niña que ha sido adoptada...vaya ejemplo que la cadena esta dando a los hijos que quieren o que en su día han adoptado niños de familias desfavorecidas social y económicamente.Hay que respetar la integridad física y psíquica de los hijos adoptados, así como el desarrollo de su personalidad y su dignidad.

Puntuación 0
#1
MORGAN
A Favor
En Contra

TENÍAS QUE HABER ADOPTADO UNA CHINITA, SON BUENAS ESTUDIANTES.

Puntuación 2
#2
Susana
A Favor
En Contra

No entiendo cómo una madre puede hacerle esto a una hija a la que por encima abandonó (con razones de peso o sin ellas) a esa criatura.

Esa mujer no tiene vergüenza!

Puntuación 2
#3